Y lo hizo.

Y lo hizo.

Y llegado el momento, lo hizo. Sobre el cristal del desfiladero, temblequean sus piernas. Ese vértigo que sólo a veces, la bloqueaba.

Aun recordaba, 15 años atrás, cuando debía pasar por aquel puente de hierro, oxidado, que se movía con el tránsito de tantas personas. Tuvo que pedirle a una mujer mayor, si le importaba que le agarra el brazo para poder pasar al otro lado de la carretera, dónde coger el metro.

Baóo una vez y dijo “Tienes que pasar” y volvió a subir.

Probó agarrada a la barandilla, pero no pudo mover ni un pie. “Y que hago” y volvió a bajar las escaleras, con esa sensación de impotencia”

Y volvió a subir las escaleras. Cuando estuvó arriba cogió aire, y mirando al frente, caminó, lo suficientemente lejos de las dos barandas. Avanzó despacio hasta la mitad del puente.

Miró al cielo, miró al frente y sin mirar abajo, se tiró al vacío.

Mientras caía con su sonrisa, en voz alta gritó, “ya sabía yo que podía”

Marijose-

5 comentarios en “Y lo hizo.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: