Y.. II parte y final.

Y la tierra tembló …

Bajo sus pies se abrió la tierra y ella era parte de las piedras, la arena, las raíces, los insectos, los reptiles; todo lo que allí había en aquella cueva, donde buscaba su verdad.

Cuando el polvo levantado se asentó, ella se sintió morir. Prometió como el resto de los acólitos no juzgar, no observar, dejar que todo ante sus ojos pasara.

Viajó a través de los tiempos y se remontó más allá donde la vida aún no era vida. Fue parte de los cuatro elementos de la naturaleza: fuego, agua, aire, tierra. Se sintió ligera como el viento y el agua en movimiento y crepitar el fuego en la noche oscura y la caricia de la tierra a veces, dulce y otras árida.  Se encontró en los confines del universo para convertirse en partícula y posteriormente en célula.

El último hálito de su muerte contempló y la luz se prendió, el fuego de su alma mostró el camino que debía seguir a partir de ese momento. Siempre la noche debe morir para volver a ser vida, eso al menos le decía su protector.

“La muerte es siempre la aventura de la vida” era lo que habían plasmado en dibujos,  sus antecesores, sobre la roca frente a la que ella estaba sentada.

Sintió que aún no había cesado su búsqueda y permaneció en la misma postura, solo un pensamiento atravesó su mente, pero no dejo que quebrará el silencio. ¿Cuantas lunas habrían pasado?

El olor fresco de la resina acompañado del suave gemido del viento que hacia caricia en su piel, en el frondoso bosque de la vida, donde la calma fluía acompañada del dulce néctar de las hierbas que en el crecían.

Lavanda en todo su cuerpo y en su melena jazmín  había sido impregnada por unas manos que ni veía ni sentía.

Un canto gutural que iniciaba el rito del más allá donde el tótem sagrado era entregado a los dioses, viajando junto con los espíritus a sus más remotos inicios, donde todo comienza y nada termina.

Su piel era acariciada por algo muy suave y sentía pesadez en su cuello, muñecas y tobillos.

Escucho en su mente a su maestro “vuelve a la vida” , había atravesado  el umbral entre la muerte y la vida y a la quinta luna despertó.

Abrió los ojos, sentía la levedad en su cuerpo y en su rostro dulzura, estaba tumbada, el cielo azul claro, sin nubes y en su mano un cuero con un grabado, su tótem.

….Y

@Marijose

 

 

 

Soy escritora, cada dia aprendiendo como en el diario caminar. Mi pasión las letras “siente la música de la vida, aún en el desierto,cuando el viento te envuelve, suave, cálidamente”
Marijose, ¿Cuantos años escribiendo? No lo se, siempre.
Antologías muchas, a duo varios, 15 libros y uno solidario.
En la web Internacional de escritores independientes del Poder de las letras y ocasionalmente en Prensaldia digital, Malagaldia digital y Globatium hispanolatino.

Y  recuerda en ti esta todo lo que necesitas. amor, es el reflejo de la luz que habita en tu anterior.

Escribir es vivir la vida en el sentido más amplio de la palabra, esa pasión con la que se deleita el cuerpo, el ser y la mente.

Ese espíritu que busca cada mañana ser un poco mejor. Un escalón subir con el amplio saber del anterior logrado. Ser en su más amplia interpretación en el que el tener poco o nada tiene que ver.

Hacer algo por el simple hecho de que te apetece y te hace sentir bien.

Sed de calma y quietud, de sosiego a la vez que la vida es plena.
La vida es armonía y cadencia, es sonido y amor.

Pasiones, la vida esta llena de cosas y personas maravillosas que embellecen y dan luz a tu ser a tu cotidiano vivir.

Escribir, desnudar tu ser, tu alma, tu deseo, tus anhelos, tus miedos. Sentir. Transmitir es la palabra que mejor encaja con la palabra escritor.

Ganas todas. Fortaleza y decisión, amor.

Las letras son pasión, son medicina, son amor, son amistad, son todo un compendio de significados aun sin crear.

Yo soy como soy. Marijose sin más. Una mujer sencilla que da sin pedir nada a cambio. rebelde con las injusticias, curiosa más aun con el saber y no más. Luz que desea a todos a los que en su camino encuentra y si ayudar puede, lo hará, no lo dudes.

Marijose, esa soy yo.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: