Vivir Callando

Callamos miradas.

Callamos abrazos.

Callamos con besos.

Callamos sin tiempo.

Callamos emociones.

Callamos con masajes.

Callamos el miedo.

Callamos recuerdos.

Callamos silencios;

Callamos con mensajes,

cuando gritan los cuerpos.

Lo que gritan las manos.

Lo que gritan los gestos.

Veinticuatro horas,

de las que seis u ocho durmiendo

permitimos al subsconciente

que decida su sueño.

Vestir las mañanas,

maquillarse las penas,

dibujarnos las ganas

para callarnos de nuevo.

Callamos, callamos y nos acostumbramos.

By Miriam Giménez Porcel.

 

 

 

 

 

3 comentarios en “Vivir Callando”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra página

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Página de escritores will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.