Verborrea

 

 

 

¿Cuántas veces discrepé de la ocasión?

¿Cuántas veces me soliviantó la mala gestión?

¿Cuantas veces se las ingenió?

Pa’ vivir del recelo,

pa’ soñar con ese cuento

que nunca se contó.

La virgen de la locura,

dama de triste figura

que a mucho amamantó

al Dios de la incomprensión.

¡Ay, Amaltea!

Hoy gruñe y brama con valor

en aras de la incertidumbre;

que escapa de toda pasión

¡ya me dices sí o no!

¿Y el misterio de la herrumbre

oxidando el corazón?

¿Es simpleza, es solución?

Que el destino no ha razón.

Es insufrible el bochorno

en la jeta de la persona viviente,

no ponemos objeción

a inconvenientes complacientes.

¿El negro es la solución?

¿Quién puede decir que no?

Ni tú ni yo.

O sí.

O no.

 

Gustavo García Pradillo

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra página

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Página de escritores will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.