A veces, solo a veces

A veces,
Se me borran las palabras,
Se me olvida lo que tengo que decir,
Nunca, nunca,  lo que fui.

Escribo lo que me sale,
De entre la conjunción
De mi única neurona,
Con el mundo que me tocó vivir.

Arrugados,
En la papelera, quedan
Millones de versos
Que escribí y destruí.

Porque perdieron el sentido
Nada más salir.

Cuando no tengo nada que decir,
Me da,por escribir odas a la luna,
A la Santa Compaña,
A las estrellas, una a una.

Poesía perdida y muerta,
Acuchillada con la lengua
Afilada de un poeta de cañería.
Poeta de mierda de manos vacías.

Y regalo todo,
Lo que no se muere,
En el tintero.
O lo que nace porque si.
No pido nada a cambio
Las letras siempre están ahí.

Corazones que insufribles
Se deleitan con la voz
De una mano temblorosa
Que malescribe sin pudor,
Que algún dios le perdone.

Agradecido
GGP

6 comentarios en “A veces, solo a veces

  1. Gustavo tus manos nunca estarán vacías. Y no eres de esos escritores que dices, sino de corazón, que ese habla aunque nos empeñemos o se empecinen en hacernos callar. Deja que tus manos guíen las teclas y fluye ?

  2. Y qué dios te ha de perdonar?. Las letras no siempre tienen alas, no siempre las manos están dispuestas, la musa ah! o la hadas! Sobrevivir, sobrevivir…. eso solemos hacer… Sugerente poema, Besss. siempre.

  3. Tus letras nacen espontáneas y son auténticas. Nunca vacías y sin sentido, nos dejas siempre una parte muy importante de tu sentir.
    Besazos todos mi querido Gus!!!

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: