Unicornio

 

 

 

Despertó envuelta en sudor, despertó al sentir sobre su rostro la caricia de una suave brisa fresca, plumas de algodón que en su piel cosquilleaban. Despertó de la ensoñación sin recordar quién era y dónde se encontraba. Miró atentamente a su alrededor y pudo comprobar que entre terciopelos su cuerpo se alzaba cabalgando a grupas del unicornio alado con el que en su niñez durante tanto tiempo soñara. Asida a sus blancas alas por el firmamento se desplazaba, feliz de poder acariciar la ternura de su sueño en una danza que se inició en algún punto del Universo. Sonriente, el mítico corcel la transportaba hacia un mundo de ilusión en el que solo es posible acceder con la mirada del corazón y la mente abierta a cualquier posible realidad por inverosímil que parezca.

Sentía la extraña sensación de estar inmersa en una leyenda legendaria, viviendo en un cuento, fabulando su propia experiencia siendo reina de gnomos y hadas. Tantos cuentos como diseñó en su niñez, tantos cuentos como su imaginario infantil en su mente proyectara. Tantas aventuras en su memoria perdidos y de nuevo recuperados. Se dejó llevar por el momento, no le importó ni cuál era su identidad ni en qué mundo se encontraba, ni el tiempo ni el espacio de la realidad en la que había sido transportada.

Viajó aferrada a su mundo interior en busca de recuerdos que la transportaran a su infancia, se recreó en el paisaje que inventó observando la estela que a su paso el unicornio dejaba. Purpurina de múltiples colores con pinceladas de polvo de estrellas. Quiso abrazar la luna al pasar por su morada mas la reina de la noche, celosa de su brillo, no accedió a ser tocada.

En la noche en calma divisó la luz de cosmos y planetas, de supernovas y nuevas galaxias, nuevas vidas, otros seres emitiendo luces intermitentes con las que el viaje iluminaban. Impactó un meteorito en pleno vuelo y de su montura fue derribada.

Despertó envuelta en sudor sin tener noción de quién era ni dónde se hallaba… 

 

 

 

 

2 comentarios en “Unicornio”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: