Unas líneas para ti

Sólo por el gusto de expresarte lo increíble que eres en mi vida. 

¿Sabes que hay en tus manos?

Una vida llena de vida, una gran historia que esconde un capítulo debajo de cada arruga.

Recorre con tus manos esa cabeza plateada testigo del regalo que has dado hasta hoy a cada persona que se ha cruzado en tu camino.

Siéntate un momento y respira el aroma nuevo de las flores, los cálidos rayos del sol cayendo sobre tu faz y el recuerdo de los años que has vivido.

Hace casi un siglo que viniste al mundo, lleno de vida y con la fuerza eterna de quien aterriza en un mundo cambiante como el que te ha tocado sentir.

Hombre del siglo pasado, con sus atrasos tecnológicos y su tranvía por la ciudad.

Hombre de valores arraigados y con una conducta ejemplar que permitiste a la vida transportarte por cada vía y cada sendero hasta este siglo que hoy te abraza en una modernidad que a veces trastorna tu fe y tus ideales.

Hoy en súplica te pido que te sientes y revises esta grandiosa película de tu vida, esa que inició en blanco y negro; la que se disfrutaste a ritmo del swing, del rock and roll tornándose con los años en una escena multicolor.

 

Has logrado realidades inimaginables, dejando siempre en la vida un legado de amor y honorabilidad.

A tu lado he viajado hasta el muro de Berlín y su caída, hasta el cine de oro escuchando sin parar a Pedro Infante, hemos ido a la luna juntos y hasta sufrimos por TV la dolorosa Guerra del Golfo.

Y tú. Tú siempre presente tomando mi mano, guiando los pasos por el sendero y enseñándome en constancia natural la gloria de ser amada por ti. La gloria de vivir dentro de tu corazón e intentar ser huella de tu ejemplo y de tu despertar a cada amanecer.

Tú. Observando mis días y obsequiando incondicionalmente tus días, tus acciones, tu pensamiento y tu alma misma.

Papá.

¿Qué puede hacer una poeta ante tu presencia?

Agradeder.

Agradecer a la vida, al universo, al creador por la dicha eterna de coincidir en este camino en tu casi casi un siglo de días.

About Nora Arrieta

"Me llamo Nora, vivo en la ciudad de León en México y tengo 51 años. Desde siempre me ha encantado leer y crecí con historias de cuentos y hadas en las que los sueños se hacen realidad. Me encanta la novela histórica y la poesía. En mi juventud escribí y publiqué algunas obras y abandoné las letras para retomarlas apenas hace un año, disfrutando muchísimo pintar en pliegos mi vida y las que me puedo robar en mi andar diario. ¡Gracias por leerme y sentir mis palabras en tu ser!.

4 comentarios en “Unas líneas para ti

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: