POEMAS

Una voz que canta nuestra historia

La oscuridad se cierne sobre
la arena blanca de la playa,
las olas borran tus huellas en un constante ir y venir,
apagando con su sonido el lamento de tu llanto.

Los destellos de la luna iluminan tu pálida tez,
su resplandor plateado resalta tu pelo negro,
las lágrimas resbalan por tus mejillas dejando
un rastro amargo de dolor reflejado en tus ojos.

Mientras la música suena al compás de las olas
rompiendo, llevándose las lágrimas
que el fado te provoca a su vez,
acercando a tu memoria ese amor que se fue,
por el que las lágrimas salen solas mientras
las olas rompen a tus pies.

“Amigo en mi pecho, horas de sueño,
un ritmo lúgubre y silencioso
seduce mi alma la voz de un hombre,
que la distancia triste canta un triste destino”

©Antonio Caro Escobar

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: