Una rosa sin espinas

Dulce sueño que ayer soñaba
Brisa suave desde mi ventana
El amor, vendría por la mañana
Sabía que a ella la amaba.

En el ocaso yo la besaba
Cual pronta felicidad emana
Como placer de la prohibida manzana
Una rosa sin espinas deseaba

Más una rosa así deja huella
Olvidarla, ni en sueños puedo
Su nombre se pronuncia bella

Perder su perfume causa miedo
Me pregunto ¿Cómo será ella?
En su corazón mi tristeza hospedo