Una historia cualquiera.-Capítulo I

Una historia cualquiera.-Capítulo IMi niño, sométeme como solo tú sabes hacerlo, despacio, sin prisa, saboreando el momento, desprendiendo de mi piel las caricias que en ella viertes, déjate llevar, bebe los vientos, recorre cada pliegue en los que oso esconder mi ser.
No cejes en tu empeño, sin ser presa del tiempo, descubre el momento en el que en un desenlace mis entrañas y las tuyas sean uno y cubras mis vergüenzas.

Contraluz
Abeto

Piel y reflejo
Ser

Son las palabras en que se baña mi mente cuando el alba llega y en tu regazo dormito.
El contraluz de nuestra silueta en el ventanal de nuestra habitación.

Abeto, el del jardín que en nuestra casa hay, junto a la piscina, donde los pequeños murciélagos se alojan a vivir para cada anochecer descender a calmar su sed con el agua de la piscina.

Quizás aquel bajo cuya sombra descansarán nuestros cuerpos, algún día, creo que ya cercano.

Será deseo expreso de nuestros hijos, que posiblemente nunca visitarán nuestra tumba.

Nuestro deseo es ser ceniza al viento, tal vez abono que ayude a la madre tierra a germinar nueva vida

Tú, yo sin más.

Piel y reflejo, las caricias de tus dedos en mi piel, el reflejo de mi pupila en ese océano que son tus ojos.

Ser, la luz que prende en tus ojos cuando me miras, la vida que haces que sea presencia continua.

Cada mañana sin descontar ninguno, aunque sea festivo, nuestros pies pasean despacio por ese lugar sereno, hermoso paraíso donde la ciudad desaparece, las prisas y el ruido son espejismos.

Coincidimos casi siempre con las mismas personas que de sus labios desprenden un buenos días, hola e incluso ¿Cómo marcha la vida? No son palabras huecas que vuelen cuando el viento mece un poco sus caricias; esperan con calma nuestras respuestas. Humanidad se llama si no recuerdo mal. Comunicación y educación, tal vez, cuelgan todas de la misma rama.

Son los más tempraneros, los perros que disfrutan plenamente del lugar, siempre ambos, dueño y perro educados y pendientes por si a algún otro paseante no le atrae este amigo del hombre que desprende cariño y compañía siempre, sin pedir nada a cambio.

Hace unos años, pensamos coger un cachorrito del que un vecino no podía ocuparse, pero tomamos, creo, una decisión acertada ¿y si no podíamos en unos años cuidar de él?

Ahora sobre nuestro (es curioso, hay cuatro bancos más en la plazoleta, pero siempre nos sentamos en el mismo, no, si ya lo decía algún refrán creo, el hombre animal de costumbres es) banco de madera que ambos ocupamos, jugábamos a una partida de cartas, con cuidado no decidan juguetear ellas con nosotros al escondite, resbalándose por los pequeños huecos que entre las maderas quedan.

Dices en voz alta, con algarabía, pintan los reyes, se ilumina mi pupila con tu presencia.

Dos manos cuya piel arrugada por el paso de los años se entrecruzan, acompasan esos pasos cuyas huellas caminan juntas desde hace tanto tiempo que su mente no recuerda su momento.

Solo sabe que es su paz y su deleite, su bastión y compañía.

Apenas fluyen las palabras, ya se dijeron todo, la mirada, la fuerza del agarre de manos dicen más que el movimiento de sus labios, allí no hay mentiras que esconder, la verdadera esencia fluye sin más.

Continuará…




Marijose.-

About María José Luque

Mi pasión las letras “siente la música de la vida, aún en el desierto,cuando el viento te envuelve, suave, cálidamente”

2 comentarios en “Una historia cualquiera.-Capítulo I

  1. Un estupendo inicio que invita a continuar la lectura.
    Me gusta mucho el mensaje que va implícito en este párrafo:
    “Coincidimos casi siempre con las mismas personas que de sus labios desprenden un buenos días, hola e incluso ¿Cómo marcha la vida? No son palabras huecas que vuelen cuando el viento mece un poco sus caricias; esperan con calma nuestras respuestas. Humanidad se llama si no recuerdo mal. Comunicación y educación, tal vez, cuelgan todas de la misma rama.”
    Efectivamente esta conducta de saludar o preocuparse por los demás, no sólo es un gesto de educación, sino también una muestra de humanidad y que desgraciadamente se va perdiendo.

    Como decía al principio es un texto escrito con sencillez, pero con gran profundidad emocional y con interesantes mensajes.

    Muchas gracias por compartirlo y estaré pendiente de su continuación, amiga y compañera de letras, Marijose.

    Muchos besos y buen inicio de semana.

    P.D. Me es imposible acceder a tus blogs, ya que no me admite este correo que uso para acceder a este blog o con el que suelo comentar siempre en los blogs amigos de wordpress.

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: