Un de Historia

En las laderas del tiempo

Surgen historias fingidas

Donde clava la pica

Un escudero perdido.

Es un submundo indolente,

Santiago cierra veloz.

Esa es la España vigente,

La que busca su honor.

Diezmos, blasones al viento,

Cuartos, Condados,

A mí la guardia.

Derecho de pernada;

Cerca de la alborada

Un cuerno implanta dolor.

Cañones, diez por banda

Escribe Don José.

La historia bien descrita

Hoy en día pudiera ser.

La de Don Benito tal vez.

De nuestra España,

La gloria o el cabaret.

Nunca el dinero recala

Si no es por fuerza

En su honor.

Miseria importa una mierda

Lo que cuenta, el valor.

Malvive la soldada.

Nunca llega; malhumor.

Capitanes encorajinados

¿Suelen ser la salvación?

Dos veces engañados,

El pueblo nunca piensa,

Dos veces equivocados.

Miren a quien regenta.

Una vez, por nacimiento peco,

Culpable por lo que me toca,

Por ser natural de mi pueblo

Y haber dado caza,

Quienquiera que fuera,

Antepasado el mío,

Al de la Paz,

Mal llamado príncipe

Don Manuel Godoy Faría.

El choricero.

En aquel Aranjuez celeste

Que empujó al Madrid decente

Un 2 de mayo a la muerte.

Y al resurgimiento, sin duda

De un pueblo valiente.

Esa fue vez más cercana,

Pudiendo formar parte

De una nación presumida,

Elegimos la indecente

Sangre y borbónica casta.

La anterior ocasión,

 Perdida en el tiempo,

El Concilio aquel de Trento.

Donde por más y sin menos eligieron

A su dios verdadero.

Imponiendo manifiesta voluntad.

Sin siquiera contarnos el cuento.

Acotando así sin más

Todo lo venidero.

 

 

2 comentarios en “Un de Historia”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra página

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Página de escritores will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.