Yo quiero un amor bonito

de esos que muy pocos existen,

de esos que te besan con la mirada

y te rozan con las palabras.

De los besos furtivos

y que cuiden de tus paladar.

que no le importen tus canas ni tus estrías,

un amor tan bonito

como dulce de almíbar.

que me pienses en la distancia

y así recorrerte con el fervor

de mis besos furtivos

y verte en la ausencia,

en la enfermedad y en la angustia.

Recorrerse tan solo con letras de Benedetti

y olerse con velas aromáticas,

de esos que se esconden en un verso

y se miran en un beso.

Yo sólo quiero un amor bonito

para no envejecer sola

y divertirse en la paz que otorga la libertad

de saberse uno contigo,

sin presiones ni duelos

sólo un amor bonito.

 

Karem Suárez