Tu regalo

Me gustaría recibir un regalo lleno de sueños. Impredecible. Incierto. Me gustaría palparlo, cerrado. Olerlo. Intentar adivinarlo. Y, cuando me vea incapaz de lograrlo, abrirlo.

Desearía recoger de tus manos algo único. Increíble. Mágico. Que lo hayas pensado tanto, que tus ojos se humedezcan al entregarlo.

Me gustaría que pusieras en el empeño lo mismo que yo al desearlo.

No se debe exigir. No se debe esperar. No se debe subestimar. Pero yo exijo. Espero. Subestimo. Porque, en ocasiones, pongo el listón muy alto, y deseo lo mismo.

Y no es sencillo. Y lo entiendo. Y en dos días olvido. Pero al momento, ¡ay, al momento! No quieras saber lo que pienso al momento.

Dirás tú: “Las mujeres y su temperamento

El marido y esos olvidos en el tiempo, siempre diré yo.

By Miriam Giménez Porcel.

1 comentario en “Tu regalo

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: