Tu mirada

 

 

 

 

 

Ante el embrujo de tu mirada mi voluntad se rinde y se somete,

incitante y provocadora de pecados permitidos y de miles de deseos.

Bellos sentimientos desatas, emociones múltiples con tu caricia

despiertas,

pasiones, lujurias y anhelos de tu mirada destilando fuego.

Cautivas y te adueñas de mis sentidos que ante ti se pliegan sin

oponer resistencia.

Como encantadora de serpientes hipnotizas y embelesas mi alma,

absorbes mi razón por completo y mi corazón subyugas con tu

encantamiento.

 Enervante y misteriosa, sugestiva y tierna.

Presa en tu espejo me contemplo y me veo como tú me reflejas,

diosa enamorada  encadenada a la seducción del intenso deseo.

 Poder misterioso que sobre mi piel ejerces,

enardecidos mis sentidos se alertan

cuando tu avaricia desciende por mi cuerpo y recorre cada palmo de

mi universo.

De besos y caricias me hablas cuando de fuego tus pupilas se inflaman

 y en el ardor de esa llama es la mía la que busca tu mirada,

la que  provoca tu encuentro, la que te acaricia y te besa.

Mirada lasciva, cristalina y serena, lujuriosa y dialogante,

lenguaje de amantes cuando las miradas se encuentran y estallan

y se devoran  hambrientas,

ávidas  por expresar su amor acallando el silencio amortiguando y

seduciendo las palabras.         

 

 

Imagen de la red

2 comentarios en “Tu mirada”

    • Sí que lo son y lo dicen todo sin necesidad de palabras. Muchas gracias José Antonio. Besos todos y a disfrutar un montón del domingo compi!!!

      Responder

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra página

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Página de escritores will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.