Tu crepúsculos, yo albas

Tiembla su mar sobre la orilla

encendido reflejo de las farolas en su paseo

Tiembla mi mano cuando le leo

y los recuerdos susurran como olas en su playa

Tiembla su voz cuando la llama

en su silencio se quema por dentro

queriendo volver con sus olas

Tiembla una lágrima en sus ojos

esa  que brota cada vez que la nombra

Tiemblan sus pies marcando el ritmo de la arena

alejándose para esculpir inconsciente su silueta

Tiembla cuanto mira licuándose pecho adentro

con cicatrices que ardieron sin tregua

Tiembla la lluvia no caída esta primavera

atrapando besos furtivos en los portales

Más cuando todo tiembla,

y siente el mundo hundirse entre sus piernas

surge un grito ahogado

que acalla la indiferencia

sutil asesina silente

¿Y tu?, dime,  ¡por qué ya no tiemblas!

@carlaestasola

Cáceres, 11:25  después de caminar el verde mar de la Dehesa

1 comentario en “Tu crepúsculos, yo albas”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra página

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Página de escritores will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.