Toma mi mano

Toma mi mano.

Caminemos juntos por el tiempo que está destinado a nosotros dos siendo uno sólo.

Minutos enteros de desamor para ambos han pasado, minutos eternos de esperar por una caricia hacia el alma y hacia la piel.

Es nuestro momento bésame y llévame a acariciar el cielo, como lo lograste en nuestra primera vez.

Yo lo mismo haré por ti.
Te tomaré y me entregaré. Quiero ser tu paz, tu frescura y tu alegría.

Quiero ser esa risa tonta que se escapa a media mañana.

Besa mi espalda, toma mi mano, goza mi aliento y ama mi cuerpo.

¿Qué nos espera más adelante?
Eso no importa. Mucho antes de «tú y yo» ya tuvimos expectativa por un futuro que para ninguno de los dos llegó.

Enlaza tu mano y la mía, tu boca y la mía, tu piel y mi piel y aferrarte a este presente que es lo único que nos pertenece.

Tuya aquí y ahora.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra página

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Página de escritores will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.