Tiempo de amar

 

 

 

 

Tiempo de amar, no hay momento específico para el amor, tiempo de amar, siempre, en cualquier tiempo. No hay edad ni estación cuando estalla el corazón y en renovadas primaveras resplandece.

Renacida ilusión que provoca el dulce aleteo de alborotadas mariposas que buscan gozosas posar sus alas en las más bellas flores y libar su néctar.

Tiempo de amar en todos los tiempos posibles. Tiempo de amor, tiempo  de soñar y vivir en toda la extensión y plenitud del momento en que el amor surge y se manifiesta.

Tiempo de amar sin pensar en imposibles, sin volver la vista atrás ni caer en el error de poner la mirada en otro punto que no sea en el presente.

Tiempo de amar, tal cual se presenta, gozosa realidad sin desperdiciar segundos ni otros tiempos que contaminar puedan el momento, solo amar, dejarse envolver por las afinadas notas que el corazón emite, seguir el compás embriagados por la seducción de su armonioso ritmo.

Tiempo de amar todo el tiempo. Amar sin esperar el cobro de intereses por la entrega. Amar desde el alma es entregar el más bello don que en el interior se encuentra. Amar en libertad sin cortar las alas que puedan impedir el vuelo.

Amar con la ternura y la pasión que el ser amado despierta. Amar sin imposición de condiciones ni reglas. Amar desde la comprensión, la  serenidad y la placidez, besar el alma y el corazón del alma compañera.

 

Imagen de la red

2 comentarios en “Tiempo de amar

  1. Mi querida Marina, qué hermosas, esperanzadoras y ciertas palabras. Siempre es tiempo de amar, vivirlo sin pasado y sin condicionarlo a futuro. Sólo dar y darse.
    Gracias por este regalo de bellos sentimientos.
    Besos y un fuerte abrazo.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: