Te quiero

 

 

 

 

Te quiero con la eternidad de los días aruspices

como sos vos mi todo.

Abre mi alma y acariciala suavemente.

Estoy exhausta cuento los días ásperos y oscuros

puede ser que se vayan por occidente.

Te quiero por remembranza de los días de ayer.

Te extraño en esos días que no puedo abrazarte.

Tienes mi alma finita y mi corazón desarmado.

te amo con la intensidad de cielos ajenos

y como estás tan lejos y yo tan cerca

amándote desde el destierro.

Te quiero porque eres tú con tu inocente mirada

y mis lágrimas caídas en el desván de tu patria.

Te quiero con la dulzura de mi alma empapelada

con turrones de nueces y dulces de almíbar.

Te pienso por la mañana y por la noche

como un holograma onomástico.

Como sos vos mi todo y mi vida

te amo como te amé desde que entraste en mi vida

con la sonrisa de un día y otro,

como cae la lluvia ahora

en hilos finos y sin prisa.

 

Karem Suárez

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.