POEMAS,  POESÍA

Te marchaste dejando la puerta entreabierta

Te marchaste
Dejaste vacío cada espacio de esta casa y roto cada milímetro de este corazón que aún sin vida por ti finge latir
Te marchaste dejando la puerta entreabierta
Sin cerrar, de la misma manera que no cierran mis heridas, que desangran mi alma cada vez que me asomo al resquicio que queda desde tu partida
Y no acabas de irte, porque vives dentro; muy dentro del alma que flota queriendo convencerme que tú no exististe
Pero vuelvo a verte. Asomando las narices mientras te cuelas con burlón acento mezclado con la resolana que inunda mi espacio, cuando te atreves a entrar por aquella puerta que jamás cerraste
Te marchaste, sin marcharte
Porque vuelves a capricho cuando te place y te enredas noche a noche entre mis sábanas y mis sueños de volver a amarte
Porque sigues arrastrando armoniosamente tus dedos por mi cuerpo, incrustando, sin piedad; tus vapores justo bajo mi cintura
No quiero siquiera levantar la mirada, que me calcina cuando te veo pasar peligrosamente, de nuevo hacia mis pesares
No quiero verte, y como si fuera protagonista de una tragedia griega, prefiero arrancar mis ojos para no saber que te encuentras a pasos de mi lecho
Te marchaste, sin irte de mis muertas ilusiones
Permaneces aquí, en el dolor infinito que me abraza con cada golpe que me da la certeza de saber que te fuiste sin, siquiera un poco, haberme querido

¿Qué culpa pasada estoy pagando ahora?
Que me obliga a arrastrame mientras muero lentamente
Que me quema las entrañas de saberte inmune a lo que vivo, sin ti en durante esta agonía que lentamente me lleva hasta otra vida
Te marchaste dejando la puerta entreabierta
Y lo único que me llega en este instante es esa luz en intenso destello plata que me llama.
Siento paz, una inmensa paz.
Mientras la puerta, finalmente se cierra, en el pausado ritmo de la música celestial que llega a mi oído y se mete hasta mi corazón.
Te marchaste. Y yo también me he ido

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: