POEMAS

Te extraño

Te extraño
Con la fuerza indómita y dolorosa que sentencia la palabra
Te extraño porque te espero de vuelta a mis brazos
porque anhelo que retorne lo que fuimos y tuvimos
Y porque derrito mis ganas cada noche por lo que imagino podríamos estar viviendo

Te extraño cuando respiro el aroma que vaporoso queda en mi almohada y aún se escabulle sin clemencia entre los pliegues de mi cuerpo

Extiendo mi mano en un grito ahogado, casi imperceptible
que noche a noche roza el helado cristal de la ventana que frente a mí habita

Temblando, estiro hasta el más lejano de mis dedos intentando tocarte
y sólo alcanzo a rozar las estrellas que se posan más cerca de lo que tú te encuentras hoy de mí

Te extraño hasta sentir que muero tratando de arrancar tu ausencia ante la burla insidiosa de la luna sobre mí

Te extraño
A veces en silencio, a veces en un mar de llanto
A veces mientras camino por las aceras de nuestro propio pasado
A veces cuando te pienso sabiendo que quieres estar tan lejos

¿Sabes qué es lo que más me está matando?
Que sabes que te extraño
Que sabes que muero lentamente por tu ausencia

Me abraza cada día el amargo sabor de la muerte cercana
Me invaden los punzantes recuerdos de tus manos a mi lado,
de tus besos, tus palabras y de la pasión ¬¬¬¬a este cuerpo anclada

Es un suspiro
Tan sólo uno, lo que me queda de vida por no tenerte a mi lado
Me falta el aire, desde lo más profundo, desde las entrañas
Me marchito a cada segundo mientras me enredo entre las sábanas
sintiendo tu piel, imaginando tu boca enlazada a mi esperanza
Te extraño
te extraño tanto que de amarte casi muero
Te extraño
Desde esta irremediable agonía que sin piedad me cobija
Sabiendo que antes de tenerte nuevamente a mi lado, me va llevando la muerte sin piedad lejos de ti

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: