¿Te acuerdas?
Cómo acostumbrabas amarme bajo gasas suntuosas que cubrían mi cuerpo
Son vagos tus recuerdos
Después de tantas e incontables lunas
Seguro te acuerdas
Y hoy curas tus heridas
aún abiertas por haberme amado,
por haberme amado tanto, tanto
Aún flagelas una y otra vez
Tus manos, tus labios y tu aliento
Destinados a nunca olvidar la suavidad falsa de creerme tuya
A nunca olvidar la mentira insana de fingir amarte