TARDE DE PRIMAVERA EN EL CAMPO

Caminando por el campo, en medio de la nada. Podría elegir el sonido del reproductor de música pero hoy elijo oír el sonido del viento, admirar todo a mi alrededor, el aroma a pasto fresco, el verde invasor de la primavera, el cantar de los pájaros, el cielo más celeste que nunca y los cabellos despeinados por el aire que me pega en los pómulos y en el cuello.

*

El sol aunque débil pica más que hace un mes atrás y la campera sólo se siente necesaria cuando se intensifica la fuerza del viento porque bajo el sol casi que estorba. Más aroma a pasto fresco, más pájaros cantores dando un magnífico concierto ideal para la tarde, la ropa parece volarse del cuerpo y el viento parece barrer hasta las pestañas.

*

La estación más inconstante que existe pero la más alegre está haciéndose presente de verdad, ahora después de quince días de comenzada en el calendario. La que antecede a esa otra en la que desaparece el viento casi todo el día para templarse hasta el atardecer.

*

Y el atardecer primaveral. Vaya espectáculo de la naturaleza, gratuito e irrepetible cada día.

*

Hoy me puse a pensar en todas estas pequeñas cosas que nos hacen grande la vida y no puedo hacer otra cosa más que agradecer, una vez más, de estar viva y de hacerme grande con todos esos regalos naturales que aprecio con amabilidad y gratitud.

*

No cualquiera tiene esa belleza servida en una bandeja de lujo, no cualquiera sabe abrir bien grandes los ojos para poder vislumbrar un poquito de todo esto. No es suerte, no es simplemente un regalo, es merecido luego del gran despertar a la luz.

*

La imagen de dos niños perdiéndose entre los yuyos crecidos del campo alejándose cada segundo un poco más, me avisan de toda esta hermosa, loca y maravillosa aventura que es la vida y la hermosura que significa vivirla en ese lugar de armonía en el espíritu y sencillez en el alma.

Soy argentina, apasionada de las letras desde la infancia aunque me reencontré con ellas hace unos años gracias a un gran cambio de vida que me marcó por completo. Amo la música también y el arte en general. Vivo muy cerca de la naturaleza junto a mi compañero. Llevo editados dos libros, el primero de narrativa; y mi flamante segundo hijo de papel de poesía.

2 comentarios en “TARDE DE PRIMAVERA EN EL CAMPO

  1. Absolutamente precioso, me encanta el final y me has ganado con esto: “Podría elegir el sonido del reproductor de música pero hoy elijo oír el sonido del viento”
    Alberto Mrteh (El zoco del escriba)

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: