Tiempo

 

 

 

 

 

 

 

Un viaje de vértigo, sentía que su estómago se revolvía al mirar hacia atrás y observar a qué velocidad había pasado el tiempo a pesar de que en algunos momentos tuvo la sensación de que las manecillas del reloj se detuvieron, se congelaron en el camino y dejaron de girar como ella hubiera deseado, como si Cronos hubiera sido devorado por sus propios segundos.

Ese pensamiento le dio pié a reflexionar y cuestionarse si existía el tiempo realmente…¿Qué es esa cosa invisible en la que depositamos el control de nuestras vidas? Ese conjunto de letras que nos persigue, del que no podemos escapar y al que le han puesto Tiempo por nombre ¿Es solo una idea que la mente colectiva confeccionó? ¿una palabra inventada para dar sentido y explicar el transcurrir de la vida…? ¿la palabra tiempo tiene significado?

¿Qué sentido tiene en realidad? Porque no suena a nada, queda hueca y vacía y, sin embargo, ese tiempo que no significa nada y carece de sentido se precipitaba ante sus narices y ahora sin poder remediarlo viajaba a una velocidad de vértigo. El tren en el que subió, de repente había pisado con fuerza el acelerador y corría a la velocidad de la luz.

Su cabeza no paraba de darle vueltas a lo mismo: EL TIEMPO. ¿Era el tiempo lo que se precipitaba o era ella la que había pisado el acelerador y ahora no encontraba el freno para detener la velocidad de su maquinaria? Otra incongruencia porque solo ella disponía de la capacidad y los medios para acceder a la palanca y frenar en seco y detener su propia marcha. ¿De qué le servía viajar con tanta prisa, de qué servía querer anticiparse a todo acontecimiento si todo ocurriría en el momento justo y oportuno. No servía correr a esa velocidad ni hacia adelante ni hacia atrás ya que en ese recorrido se olvidaba de lo principal, el ¡¡TIEMPO PRESENTE!!

No por mucha velocidad que le pusiera los acontecimientos que estaban por llegar iban a llegar antes…TODO A SU TIEMPO…¡¡Otra vez el TIEMPO!! Asumió una alta dependencia al Tiempo y si era así, si tanto se le nombra ¿querrá eso decir que esa cosa que no se ve ni se toca es real y tiene control absoluto?

 

 

@Marina

Imaginario

 

 

 

 

En ese viajar por el infinito rompiendo barreras, sin tiempo ni obstáculos que impida a la imaginación despegar sus alas y levantar el vuelo hacia lo insospechado.

En ese navegar hacia mundos insólitos donde es posible desde hablar con dinosaurios hasta danzar en el mar con sirenas y tiburones, retar a una partida de ajedrez en la que Tritón y Neptuno sean adversarios.  En el mundo de fantasía que la mente recrea, en el mundo de ilusión en el que emergen a voluntad los sueños más surrealistas, las fantasías más elaboradas.

En ese viajar por la magia que moldea la imaginación discurriendo libre de sujeciones que impongan  argumentos racionales. Todo sirve, todo es válido en el imaginario personal, sin calificaciones ni puntuaciones que merezcan clasificación para quedar en primer lugar. Todo aflora y se deja sentir, todo penetra y se percibe a través de los sentidos de quien vive, sueña, imagina y en su fantasía se sumerge y viaja a otros mundos de realidades inventadas o posibles.

Viajar y detener el tiempo, justo en el punto y el momento en el que quieras apearte, avanzar la maquinaria y sobrevolar galaxias y constelaciones. Ir más allá de lo pensado engarzando eslabones con estrellas de colores, escoger la más bella y rutilante y prender con ella luz que ilumine los planetas y galaxias. Viajar por el infinito rompiendo barrearas, soñar, fantasear, idealizar, ilusionar, abrazada a la imaginación y en un vuelo libre desplegar las alas hacia el mundo de fantasía que los sueños guíen. 

Labios de cianuro

Hace tanto que te leo

que tus letras son

como caries en mi boca

penetrando hasta el hueso

y calcificando todo lo que tocan

 

Hace tanto que te escucho

que las estrías que provocas

aún aparecen y desaparecen de mi dermis

a pesar de haber erosionado

hasta las capas más hondas

al ritmo de tu prosa

 

Hace tanto que te siento

que el cañón de tu pistola

dejó un tercer ojo en mi sien

y sólo espera la próxima ráfaga

de tus palabras

 

Hace tanto que te miro

que mis pupilas contrajeron

el glaucoma de tu ausencia

y ahora sólo reflejan poemas

al arrullo de tus yemas

 

Hace tanto que deseo tocarte

que mis brazos se han prolongado

brotando en ramas que se enredan

en un camino de hojas inescrutable

 

Hace tanto que no vienes

que en nuestro sitio bajo aquel árbol

ha crecido una espiral de enredaderas

una selva bajo la que yacen nuestros nombres

 

Hace tanto que no te escribo

que hoy me han chorreado

a borbotones las letras,

desde la bala que aún conservo dentro,

por el pánico a perder lo único

que de ti me queda

 

Tanto hace, que ya el pasado es presente

y el presente entra en un ocho infinito

abrazándome tan fuerte que me ahoga

cuál uróboros asesino

 

Hace tanto que no te beso

que ya no quiero saber más de tus fríos labios

traicioneros y mentirosos,

que inocularon el cianuro

del que morí,

hace ya tanto tiempo

 

 

@carlaestasola

Canción: De haberlo sabido Quique González y Rebeca Jiménez

Y Andrés Suárez con Vuelve (versión para menores)

 

A %d blogueros les gusta esto: