Nuestra historia

NUESTRA HISTORIA

Entre todos construiremos una historia, y será la más bella jamás contada. Será la historia que nuestros antepasados siempre quisieron escribir, pero no les dejaron. Será la historia que muchos temieron que se llegase a redactar, porque de esta manera perderían todo su infausto poder. Será la historia que hará reír a los niños, que hará bailar a los jóvenes, que hará felices a los adultos y que hará que los ancianos se sientan orgullosos.

Entre todos construiremos una historia en la que se verterán todas las palabras que quedaron secuestradas en los tinteros por temor a ser pronunciadas. Letra a letra, palabra a palabra, se irá escribiendo la historia con las voces durante tanto tiempo silenciadas y que, a partir de ese momento, se transformarán en cantos con ecos que reverberen en todos los confines del universo.

Entre todos construiremos una historia que hable de paz, del fin de las guerras, de la muerte de la pobreza, de la eliminación de las desigualdades. Una historia que hable en colores, que dibuje sonrisas, que pinte de júbilo los rostros que alguna vez se vieron compungidos por la miseria, que regale arco iris a los niños para que puedan subir por ellos a probar un pedacito de estrella.

Entre todos construiremos una historia que nunca antes hubiéramos creído posible. Una historia de superaciones, de valentía acompañada de una pizca casi imperceptible de rebeldía. Pulsaremos todas las teclas necesarias para darle vida, saltando sobre ellas, presionándolas con fuerza, para que quede grabada casi a fuego con la tinta que aún corre por nuestras venas en los papeles de nuestra existencia. Ya no habrá posibilidad alguna de borrarla, de dar un paso atrás, será una historia de presente y de futuro, sobre todo, con mucho futuro.

Entre todos construiremos la más bella historia jamás contada. Y la haremos nuestra. Nuestra historia.

Soy poesía

SOY POESÍA

Dices que soy poesía porque en mis brazos te cubres de rimas todas las noches, mas tu corazón nunca estuvo en consonancia con ninguno de mis versos.

Dices que soy poesía porque con mi pluma escribo tu nombre rescatado de jirones en las blancas nubes del cielo, pero jamás hiciste nada para recoger la tinta negra que se derramó de mi tintero.

Dices que soy poesía porque me sobran sonrisas con las que regarte el alma en las cálidas alboradas de verano, empero no son correspondidas por un guiño amable en tu siempre taciturno rostro.

Dices que soy poesía porque la melodía de mi risa ensordece al más desgarrador de los pesares, pero nunca fuiste capaz de darme motivo alguno por el cual reír.

Dices que soy poesía porque remuevo como brisa fresca los sentimientos que yacen dormidos, mas nunca mostraste ni un ápice de sensibilidad por mí.

La poesía es la melodía de poderoso y mágico influjo que hace que el planeta baile con una cadencia especial. La poesía es silencio cuando un alma plañe y llora, crea el misterioso escenario en el que podrá resarcirse y encontrar la curación. La poesía es un canto a la vida y la esperanza, colma todo de alegría, de amor, de sabiduría, de intenso perfume a azahar. La poesía es el ingenio por el que el amor se mueve, la que hace que los amantes caigan rendidos, exhaustos, cada vez que en el ocaso el sol incendia el horizonte.

No he logrado en esta vida hacer que tu corazón palpite al mismo son monocorde de las teclas del piano que accionan el mismo en mí. No he logrado tu sonrisa, ni ser razón de tus sueños, ni motor de tus anhelos cada nuevo amanecer. Cómo he de ser poesía si no pude enamorarte, si tu frecuencia modula en una onda muy diferente a la mía, esa que me arrastra al mar. Cómo he de ser poesía, si nunca me llegaste a amar.

Si hay amor, hay poesía. Hazme el amor. Hazme poesía.

A %d blogueros les gusta esto: