Por los pliegues de mi alma

POR LOS PLIEGUES DE MI ALMA

Por los pliegues insensibles de mi alma
se me cuela alguna vez un sentimiento
que convierte en cicatrices las heridas
y que viene a recordarme
que, a pesar de lo sufrido,
aún no he muerto.

Opium

OPIUM

Creo que tengo que dejar de escribir
en las noches fustigadas por el opio,
esas en las que engaño a la coherencia
y se muestran pletóricas de lógica
estas letras que se derraman de mis manos
con la sangre envenenada
que circula por los vasos de mi olvido.
O quizás solo sea en esas noches
cuando mis versos comiencen a tener
algún sentido.

A %d blogueros les gusta esto: