Lo que la memoria olvida

Lo que la memoria olvida

LO QUE LA MEMORIA OLVIDA

 

El cielo es tan oscuro sobre mí,

cubierto de nubes,

presagios de lluvia,

amenazas que se ciernen sobre nosotros

que miramos al cielo

con esperanza en la mirada,

sin saber que contra aquello no podemos hacer nada.

 

Y las gotas comienzan a caer,

maná de los cielos,

divino alimento,

confiados en recibirlas para calmarnos,

nuestra sed de venganza,

nuestras iras desatadas,

 pero en vez de ser sustento,

ofuscan nuestras miradas.

 

Cuántas veces tendremos que mirar

al oscuro cielo,

al agua preciada,

confiando en que refresquen nuestras ansias.

Esas que durante años,

durante toda existencia,

nos colmaron nuestra mente

y amargaron nuestra vivencia.

 

Ya no confío ni en nubes ni lluvias,

que me mienten,

que me engañan.

Solo confío en lo que puedo aportar yo

para aliviar las tensiones,

para salir del rebaño

que se moja con la lluvia,

mes tras mes y año tras año.

 

Y aún confío en que no esté lejano el día

de alegrías,

de esperanza,

de salir de entre la oscura marabunta,

para brillar con mi luz,

para que todos brillemos

cuando el sol luzca sus rayos,

aunque nunca olvidaremos.

 

Porque aquello que se olvida seguro vuelve

sobre nosotros,

cubriendo el cielo,

volviendo a traernos la desconfiada lluvia

que nos engañó algún día,

que quiso hacernos creer

que lo que la memoria olvida

nunca más lo volveremos a ver.

 

Hoy mire al Sol

Mi Nombre completo es Alba Yadira Acosta Escobar,
Soy de Guatemala.
Hoy mire al sol
Me gusta pintar en oleo, me gusta leer casi toda clase de libros y los que me aficionan son los de auto ayuda los de reflexiones he leído la cabaña. El regreso a la cabaña, El -Zahir-  regreso A casa, segur adelante, saber entrar y saber, salir, no te preocupes por pequeñeces, entre otros
Me gustan los libros  de teología, me gustan los de suspenso y novelas.
Descubrí que solo con una palabra que me llame la atención puedo inspirarme y empezar a escribir. Me gusta la música especialmente la contry, la romántica y la gospel.

Poesía: Hoy mire al Sol

 

Hoy mire al Sol, y me dijo viste anoche la Luna,
Yo le conteste que si,
Y me dijo que viste que suspiraba por ti. Se sentia sola me dijo que
le daba tristeza, por no tenerte no sentirte.. pero sabes me dijo el
Sol… aunque no me sientas aunque no me veas  siempre estoy ahi..
lo que pasa es que la noche es fria y por eso no te das cuenta que
ahi estoy. Y sabes eso hace que la Luna como es fria  no me siente
no sabe que siempre he estado ahi dandole mi calor.. las Estrellas
son nuestros hijas e hijos desperdigados por el mundo para iluminar
a todos . Y cuando quieras hablar con alguien, que quieras que te
escuche solo mira el firmamento. Escoje una de ellas. Y ella sera tu
fiel amiga guardando en su alma como joyas preciosas todos tus
tesoros.

Alma

En sus besos se pierden
Los ojos
Que detestan mirar
Con hambre insatisfecha.


Un asedio de sueños inmundos
Te acosan,
Fundiéndote en sus noches oscuras,
Gélidas, infames.
Siempre a la espera
De sumirte en su infinito errante.

El Beso de la Muerte

Gustavo García Pradillo

 

 

 

Desnudo mi alma al escanciar el tintero,
Sobre unos versos empañados carmesí.
Alma que brota desde dentro,
Alma angustiada,
Eternamente sola.

Alma que pierde su luz
Al caer el otoño,
Alma que pudiera ser una margarita,
Un lirio, una rosa,
Una linda mariposa.

Alma que vuela al viento
Alma inquieta,
Alma voraz
Que ruge poderosa
Cuando surca la faz
De este mundo inverso.

Alma que adora la sangre
Caliente del corazón que late abrazado

Sobre otro corazón.

Alma que se ilumina incandescente
Cuando desde otro rincón,
Emocionada con la copa de licor,
Espera llegar al brindis por un amigo perdido.

Veintiún gramos que suspiran
Y regalan quietud,
Que susurran algarabía.
Relegando a la tristeza,
Su parca y su ataúd.

Alma que a ratos dispara
Corazones enrabietados,
Flechas rotas de impaciencia,
Venenos envenenados.

Alma que ha de morir
De muerte súbita, sin duda.
Sin noticias de lo absurdo
Que en la humanidad se deja.

Alma que destila paciencia,
Que encarece versos
En sentimientos y falta de carencia.
Si no fuera para suspirar un par de besos.

 

A %d blogueros les gusta esto: