Gritar al cielo, escupir hacia arriba, luego vivir

GRITAR AL CIELO, ESCUPIR HACIA ARRIBA, LUEGO, VIVIR

Había días

bastantes días

más que suficientes

“Gritar al cielo” titula y vertebra mi última novela.

me salía al balcón, a la terraza, a Marte, a mitad del desierto

Había tantos días que sabía que no pertenecía

me cago en mi vida

a ninguna parte

y me echaba a andar, me desnudaba, me revolcaba en los zarzales

Cuando me salía al balcón, a reclamarle al cielo que me mandara lo mejor que tuviera

cuando gritaba, no es figura literaria, “échame más … ¿eso es todo? … ¿no tienes nada mejor?”

en esos días, demasiados días, si hubiera sabido que esto era lo que me esperaba

no me habría costado nada, nada, explicar

 

Carlos Bueno-León

Las flores que nunca seré

He llegado a la conclusión,

conmigo mismo he acordado

que doy todo lo que tengo

pero más, no

 

Carlos Bueno-León

Aquí estaré

AQUÍ ESTARÉ

 

Uno de enero estaré

perdido entre las hojas de los plátanos

los dedos impregnados en saliva

calentado las yemas de los brotes frescos

que a tu lado, despacio

volveré a ver crecer

 

Carlos Bueno-León

 

Sed felices

A %d blogueros les gusta esto: