Reseña Pies desnudos.- Gocho Versolari

Hablar de Gocho Versolari siempre es un reto para mi. Conocer su poesía al principio, me parecía complicada, esa no es la palabra, distinta.

Después de leerle con calma y sin prejuicios, entendí como es, como la vida misma, agua, fuego… Pues ahora leer su texto narrativo, el libro titulado “Pies desnudos” ha sido un caminar con los personajes que crea Gocho.

A veces parece ser como si leyeras una autobiografía suya, nos introduce en ciertas maneras de sanación que no son aceptadas aun por la sociedad etiquetada en que vivimos.

Nos habla de un concepto que yo practico a muy pequeña escala y que me sorprende por su valentía para hacerlo y la manera en que resuelve los problemas que se van presentando.  Un ” Bare Foot ” La planta de los pies se vuelve áspera y puede caminar durante horas por cualquier terreno sin que nada le cause daño, en cualquier estación del año, tanto en la novela como en la vida real.

El personaje principal es Ignacio, un arquitecto que se encuentra retirado por diversos motivos, entre otros la crisis.  Pasan por su vida tres mujeres cada una con unas cualidades muy diferentes, en las que lo realmente importante es la luz y la fortaleza que portan, su identidad. La seguridad en si misma algo tan importante en el caminar de la vida. El placer de estar juntos, de convivir los momentos plenos no necesariamente sexuales.  Su residencia la casa de su abuelo, en un lugar tranquilo con un jardín amplio. donde la vida acompaña en toda su extensión.

La muerte esta presente en el libro y el monstruo o mejor dicho los monstruos en diversas formas también, viven con ellos y cuando lo leas, entenderás.

La convicción como remedio a la muerte. El amor profundo e incondicional que no duda en cambiar el destino de la muerte de su compañera por la suya.

Momentos en que no sabes si estas en el mundo de los vivos o de los espectros o convivimos todos en el mismo.

Una mujer con instintos de los ancestros, con la lectura de las rayas de los pies en los que ve la vida, la enfermedad y la muerte.

Una profetisa que dice ser la muerte que estará presente en toda la novela y hasta casi el final nos ira desvelando sucesos, hechos, vivencias o percepciones.

Fíjense en un detalle en la planta del pie, que coincidirá en algunos de los personajes de la novela.

Una profundidad y fortaleza del ser que no duda en dejar que un monstruo que vive bajo el suelo de su cocina la tome para allí mismo ser vida con su compañero de una manera plena, sin ningún complejo ni miedo.

Un grito que un vecino confunde con el que realiza un ave muy hermosa al igual que su canto ” Nehnchimán”  e intenta encontrarle y cuidarle.  Le resulta un poco difícil  explicarle que es su mujer cuando tiene un orgasmo pleno.

Un vietnamita conocedor de las huellas que deja una persona;  un rastro en la tierra, en el agua, por cualquier lugar por donde camine. Por su forma y color puede saber como es esa persona y  si la muerte espera o no.

Una sociedad corrupta, un lugar cualquiera de occidente, relaciones, sucesos curiosos o extraños al menos.

Un cotidiano devenir a veces, calmo y otros inquieto, para llegar en algunos momentos a rozar el más extremo poder del miedo.

Una especie de secta, personas que predican milagros que no son ciertos, aunque a veces es la mente la que juega el papel principal en una curación…

Desvelos de Ignacio que no llega a saber si en determinadas ocasiones son sueños. Presiones por acontecimientos pasados que la mente utiliza para ponernos en las más disparatadas pero preocupantes situaciones impregnadas de terror.

Coincidencias, puertas que se abren o se cierran para dejar entrar a…

¿Si tu pudieras elegir, a que persona que haya formado parte de tu vida, de una manera importante, del reíno de los muertos te traerías de nuevo a la vida?

Un grupo de Barefoot al que Ignacio da forma y vida, muchachos, parejas y él.  Les enseña la esencia y los beneficios de este caminar, correr, ascender montañas, con los pies desnudos.

¿Que podría ser tan importante para Ignacio para prometerse no volver a calzar los pies?

La hermosa ave presente en muchos momentos de la novela junto a otro animal al que Ignacio no venera precisamente.

Y un final que no voy a desvelar y que no os podréis imaginar mientras avanzáis en la lectura.

Os gustará pues poco a poco iréis encontrando detalles a los que deberías prestar atención, ya que más adelante los entenderás.

En las primeras páginas hay un detalle muy curioso, fijaros bien.

Podéis comprarla en Amazon Pies desnudos

Sus redes sociales  https://gochoversolaripoeta.blog

https://gocho123blog.wordpress.com

gocho123@gmail.com

@Marijose

Los pies desnudos de Gocho Versolari – Próxima publicación – Editorial Fleming.

 

 Ingeniero, viudo, de cuarenta años, Ignacio Solórzano vive de las  rentas que le dejan algunas  propiedades heredadas. Admirador de Abebe Bikila, quien en 1960 ganara descalzo la maratón de Roma, hace de su andar sin zapatos algo parecido a un culto, a un estilo de vida. Sus amigos, profesionales prósperos, si bien lo aconsejan que se dedique a su profesión, lo admiran. Uno de ellos   confiesa que, si bien Ignacio no ha desarrollado una carrera, se da el lujo de hacer   lo que realmente le gusta, ventaja que no tiene ningún miembro del grupo de amigos.
 El conflicto surge cuando una profetisa que practica la pedimancia, augura la fecha de su muerte. La propia adivina es quien representa la parca, pero en el momento de llevarlo, confiesa que no puede hacerlo porque está descalzo. A partir de allí establece un dictamen: si alguna vez Ignacio cubre sus pies, si los calza, aunque fuera unos segundos, morirá sin remedio a los pocos pasos.
 A partir de allí el protagonista debe realizar todas las actividades cotidianas con los pies desnudos; afrontar los calores del verano y la nieve del invierno. La adivina, representante de la muerte, suele vigilarlo desde la esquina de la casa.
 ¿Logrará Ignacio mantenerse descalzo y evitar su fin? Cuando pasa el tiempo, el protagonista descubre que los pies desnudos  descubren para él  otras dimensiones del mundo que lo rodea,  .
Los pies desnudos de Gocho Versolari, es una narración en la que se despliega el mundo a partir de una descalcez  permanente y forzada. El amor, la vida cotidiana, las relaciones sociales: todo se presenta bajo los matices de una circunstancia aparentemente sencilla: el uso o la carencia del calzado.
 Como occidentales no solemos prestarle atención, pero en oriente los pies representan en el cuerpo uno de los tres mundos en los que se divide la realidad. Son lo que dan el sentido del espacio y nos conectan con lo profundo de la tierra. Mencionaré dos novelas clásicas de Tanizaki: “Los pies de Fumiko” y “Historia de un viejo loco”. Ambas basadas en los pies femeninos.  También hay protagonismo del pie en varias obras del teatro Noh.
 
Cinco líneas sobre el autor.
 Gocho Versolari es el heterónimo de Ricardo Iribarren, escritor y poeta de origen argentino. Sus publicaciones son: “La vida está aquí” (1992), libro colectivo con Dick Edgar Ibarra Grasso y Javier Maskin. “El ángel y las cucarachas – apuntes para una biografía imaginaria de Perón y Evita” – 2005 Venezuela y el poemario “Instrucciones para detectar un monstruo”, 2018 – Editorial Fleming. Tiene abundante narrativa, poesía y ensayo en sus sitios de Internet.

 

PRÓXIMAMENTE EN EDITORIAL FLEMING. 

Los pies desnudos.jpg

 

GOCHO VERSOLARI

A %d blogueros les gusta esto: