Opium

OPIUM

Creo que tengo que dejar de escribir
en las noches fustigadas por el opio,
esas en las que engaño a la coherencia
y se muestran pletóricas de lógica
estas letras que se derraman de mis manos
con la sangre envenenada
que circula por los vasos de mi olvido.
O quizás solo sea en esas noches
cuando mis versos comiencen a tener
algún sentido.

Soy Ana, financiera de profesión y escritora de vocación. Tratando de cumplir mi sueño. Aprendiendo, siempre aprendiendo. Aprendiendo a escribir, aprendiendo a vivir.

A %d blogueros les gusta esto: