Hoy no puedo.- Día 25 violencia de genero

Simulan rocas, fluyen
sangre y lodo
mortajas en la cantera.

@Marijose

Letras y vídeo realizado por Marijose

Pintura al oleo de la Fundación Aena.

Soy escritora, cada dia aprendiendo como en el diario caminar. Mi pasión las letras “siente la música de la vida, aún en el desierto,cuando el viento te envuelve, suave, cálidamente”
Marijose, ¿Cuantos años escribiendo? No lo se, siempre.
Antologías muchas, a duo varios, 15 libros y uno solidario.
En la web Internacional de escritores independientes del Poder de las letras y ocasionalmente en Prensaldia digital, Malagaldia digital y Globatium hispanolatino.

Y  recuerda en ti esta todo lo que necesitas. amor, es el reflejo de la luz que habita en tu anterior.

Escribir es vivir la vida en el sentido más amplio de la palabra, esa pasión con la que se deleita el cuerpo, el ser y la mente.

Ese espíritu que busca cada mañana ser un poco mejor. Un escalón subir con el amplio saber del anterior logrado. Ser en su más amplia interpretación en el que el tener poco o nada tiene que ver.

Hacer algo por el simple hecho de que te apetece y te hace sentir bien.

Sed de calma y quietud, de sosiego a la vez que la vida es plena.
La vida es armonía y cadencia, es sonido y amor.

Pasiones, la vida esta llena de cosas y personas maravillosas que embellecen y dan luz a tu ser a tu cotidiano vivir.

Escribir, desnudar tu ser, tu alma, tu deseo, tus anhelos, tus miedos. Sentir. Transmitir es la palabra que mejor encaja con la palabra escritor.

Ganas todas. Fortaleza y decisión, amor.

Las letras son pasión, son medicina, son amor, son amistad, son todo un compendio de significados aun sin crear.

Yo soy como soy. Marijose sin más. Una mujer sencilla que da sin pedir nada a cambio. rebelde con las injusticias, curiosa más aun con el saber y no más. Luz que desea a todos a los que en su camino encuentra y si ayudar puede, lo hará, no lo dudes.

Marijose, esa soy yo.

Esos viajes

Caminaba entre las hojas ocres del otoño, con pasos sigilosos, mientras en su rostro una picara sonrisa prendía. Empezó a correr por el camino de arena abriéndose paso entre las hojas que parecían formar remolinos, que a su mirada se mostraban hermosos círculos concéntricos purpuras y amarillos.

Terminó resbalando con una de aquellas hojas y su mano en un erizo de castaña. Por suerte no se clavó las púas y empezó a carcajearse de la situación, armó tal alboroto que las ardillas se asomaron a ver que ocurría.

Una jineta se plantó delante suyo y la miró fijamente a los ojos gruñéndola, mientras una araña de extraños colores se balanceaba desde una rama que quedó delante de ella.

Aquellos círculos concéntricos que anteriormente se mostraron, rodearon su cuerpo, bufaban las hojas como si fuera el eco del ruido que produce una locomotora que parece acercarse.

En el horizonte una extraña mezcla de colores ácidos se desplegaba mientras ella se sentía extraña.

La jineta fue a esconderse detrás del castaño, rauda y veloz y las ardillas volaban de copa en copa, de un hayedo a otro.

Se sintió distinta, no sabía por qué. Anduvo fuera de los caminos donde el bosque era profundo e inquieto, no la molestaban las ramas que se clavaban en su rostro ni el barro que entre sus dedos se colaba como un invitado no deseado.

Cruzó el profundo lago de aguas cristalinas nadando sin problema alguno y llegó a la cima de la montaña. Desde allí su reflejo era claro, otra vez había mutado, era la segunda vez que ocurría, sin sentirlo apenas.

Observó, discriminó y se sentó allí a mirar el azul aguamarina del mar, en el se reflejaban las casas de adobe pintadas de color azul y blanca. Una hermosa muchacha en las escaleras sentada. Sus ropas eran de colores muy alegres, su rostro tan hermoso, en el interior de su ser, luz.

Su mente voló por encima de las casas, del océano y del desierto. Las dunas escondían las formas de la vida y una hermosa estela esta vez una mezcla de tenues colores, que el sol convertía en hermosos paisajes, no era un oasis, no.

Parecían bailar frente a sus ojos difuminándose, como finas gasas que al antojo de la brisa se movían delicada y sutilmente en fina caricia, acompasadas por el sonido de esa melodía que es el silencio.

Se encontró por un breve momento envuelto de paz en ese bello oasis en el que el alma recibe alimento.

Caminó ahora si, ligera de nuevo, sin propósito ni destino, desnuda entre la tormenta de arena que fuertemente la abrazaba, amándola.

Se adentró aun más en la espesa bruma de la noche encontrando en su camino aquella bruja que tantas pesadillas le produjo cuando era una mocosa.

Su padre la había metido en el fondo del baúl, pero sin saber como había conseguido salir, intentando nuevamente ser su dueña, sumiéndola en el más eterno y profundo sueño, en aquel lugar donde se reciclaban las almas procedentes de la luz que caían en el averno.

Ella se volvió a sentir ligera y con sus garras la apresó. De nuevo se encontró en la cima de la montaña, donde fue su manjar.

y al amanecer ella despertó en su cama con una alegría desmedida. Aquel viaje no estaba previsto, pero sucedió sin más, cosas del destino tal vez.

Cuando una delicada y tierna voz gritaba ¡mamá, mamá! la bruja ya no esta.

Y ella le acariciaba la melena suavemente mientras la decía, no te preocupes cariño, la bruja ya no volverá más.

@Marijose.

Le pedí a mi amiga y compañera de letras Adelina Gimeno, tres palabras para armar este relato.
“Alegría, Propósito, Encuentro”.

Soy escritora, cada dia aprendiendo como en el diario caminar. Mi pasión las letras “siente la música de la vida, aún en el desierto,cuando el viento te envuelve, suave, cálidamente”
Marijose, ¿Cuantos años escribiendo? No lo se, siempre.
Antologías muchas, a duo varios, 15 libros y uno solidario.
En la web Internacional de escritores independientes del Poder de las letras y ocasionalmente en Prensaldia digital, Malagaldia digital y Globatium hispanolatino.

Y  recuerda en ti esta todo lo que necesitas. amor, es el reflejo de la luz que habita en tu anterior.

Escribir es vivir la vida en el sentido más amplio de la palabra, esa pasión con la que se deleita el cuerpo, el ser y la mente.

Ese espíritu que busca cada mañana ser un poco mejor. Un escalón subir con el amplio saber del anterior logrado. Ser en su más amplia interpretación en el que el tener poco o nada tiene que ver.

Hacer algo por el simple hecho de que te apetece y te hace sentir bien.

Sed de calma y quietud, de sosiego a la vez que la vida es plena.
La vida es armonía y cadencia, es sonido y amor.

Pasiones, la vida esta llena de cosas y personas maravillosas que embellecen y dan luz a tu ser a tu cotidiano vivir.

Escribir, desnudar tu ser, tu alma, tu deseo, tus anhelos, tus miedos. Sentir. Transmitir es la palabra que mejor encaja con la palabra escritor.

Ganas todas. Fortaleza y decisión, amor.

Las letras son pasión, son medicina, son amor, son amistad, son todo un compendio de significados aun sin crear.

Yo soy como soy. Marijose sin más. Una mujer sencilla que da sin pedir nada a cambio. rebelde con las injusticias, curiosa más aun con el saber y no más. Luz que desea a todos a los que en su camino encuentra y si ayudar puede, lo hará, no lo dudes.

Marijose, esa soy yo.

La mujer de gris

-Ella odia la luz- La mujer del pelo gris asustó a David con su susurro quedo.

– ¿Qué?¿Quién?

– No me hagas decírtelo chaval, ya sabes quién.

David frunció el gesto y con un ademán de la mano hizo por ignorarla. Ya volvían los sueños, pensaba que estaba curado. Tendría que llamar al pscicoanalista otra vez.

-No, el tiempo;

Se va cuando la ténue luz alumbra la estancia.

Un susurro quedo suspira dentro del corazón de David. El miedo inquieto demora la argucia del tedio.

-Ese cuello torcido joder-

-¿Qué dices David?

– No lo ves cago en dios?

– No. Deliras, es la sensación ostia. Relaja.

David intentó respirar.

Uno,dos,tres…

Hasta siete.

Una vez

Dos

Tres…

Respirar

Acallar el silencio y respirar.

David continuaba mirando.

No conseguía salir de ese trance artificial en el que se había metido el solito.

Ya se lo habían dicho sus amigos aquella tarde.

Deja de meterte tanta mierda, terminarás en el inframundo, arrastrándose de un lado a otro, pidiendo luz.

Y ella te hará compañía siempre, sí, ella. Esa mujer de cabellos grises y tez pálida.

Pero él quería seguir viviendo así, era lo mejor, que maravilloso entrar en trance sin tener que meditar ni esas tontas ideas de los frikis.

Su vida era tediosa pero la realidad es que tenía miedo. Le apresaba y le rodeaba de barrotes se acero que no era capaz de atravesar. Pero la realidad era muy distinta, no quería hacerlo.

Su experiencia vital había sido tan desastrosa que se había quedado entre dos mundos y no era capaz de avanzar, necesitaba un impulso y su amigo estaba dispuesto a provocarlo.

Él sabía, por qué lo había experimentado en algún momento de su vida, que el miedo paraliza, bloquea y pasas a ser un muerto viviente vacío de todo y dónde hasta el silencio te crea mas miedo.

Soledad es la palabra que acompaña pero no vencería esta vez.

Le dio un par de hostias bien fuertes, le metió en el aseo, pues se encontraban en la parte trasera de un garito de mala muerte.

Le metió la cabeza en Water al mismo tiempo que pulsaba el botón que ahora sustituía a la cadena y el gruñó y gimió como un niño perdido en una horrenda pesadilla

Le llevó a casa y se acostó a su verá y le observó en cada uno de sus movimientos, de sus gestos.

Cuando abrió los ojos la estancia estaba llena de luz, un hermoso día de otoño.

Sus primeras palabras fueron. ” Ella está conmigo, pero ya no tiene el cabello gris”

Y con ayuda de algunas metódicas y disciplinadas tareas añadidas a su desastrosa vida, caminaría a la luz con ella a su verá. Sería su inspiración o su conciencia.

Su alma había dejado el humo negro, la bestia, en la taza del Water.

Gustavo & Marijose

Si escribo es para apartar de mi la tristeza, La amarga conciencia.Dejo atrás con letras .El olvido de la memoria.En estos poemas cuadriculados.Que no entienden de métrica.Mis silencios engañan a los sentimientos.Quebradizos, adoptados.Y escribo y no hablo Y lloro tinteros Resultado de imagen de tinta y plumaLágrimas de tinta.Resbalando por la pluma.Hacia donde reside el poema. Desde donde nace el poema.

A %d blogueros les gusta esto: