Reseña Pies desnudos.- Gocho Versolari

Hablar de Gocho Versolari siempre es un reto para mi. Conocer su poesía al principio, me parecía complicada, esa no es la palabra, distinta.

Después de leerle con calma y sin prejuicios, entendí como es, como la vida misma, agua, fuego… Pues ahora leer su texto narrativo, el libro titulado “Pies desnudos” ha sido un caminar con los personajes que crea Gocho.

A veces parece ser como si leyeras una autobiografía suya, nos introduce en ciertas maneras de sanación que no son aceptadas aun por la sociedad etiquetada en que vivimos.

Nos habla de un concepto que yo practico a muy pequeña escala y que me sorprende por su valentía para hacerlo y la manera en que resuelve los problemas que se van presentando.  Un ” Bare Foot ” La planta de los pies se vuelve áspera y puede caminar durante horas por cualquier terreno sin que nada le cause daño, en cualquier estación del año, tanto en la novela como en la vida real.

El personaje principal es Ignacio, un arquitecto que se encuentra retirado por diversos motivos, entre otros la crisis.  Pasan por su vida tres mujeres cada una con unas cualidades muy diferentes, en las que lo realmente importante es la luz y la fortaleza que portan, su identidad. La seguridad en si misma algo tan importante en el caminar de la vida. El placer de estar juntos, de convivir los momentos plenos no necesariamente sexuales.  Su residencia la casa de su abuelo, en un lugar tranquilo con un jardín amplio. donde la vida acompaña en toda su extensión.

La muerte esta presente en el libro y el monstruo o mejor dicho los monstruos en diversas formas también, viven con ellos y cuando lo leas, entenderás.

La convicción como remedio a la muerte. El amor profundo e incondicional que no duda en cambiar el destino de la muerte de su compañera por la suya.

Momentos en que no sabes si estas en el mundo de los vivos o de los espectros o convivimos todos en el mismo.

Una mujer con instintos de los ancestros, con la lectura de las rayas de los pies en los que ve la vida, la enfermedad y la muerte.

Una profetisa que dice ser la muerte que estará presente en toda la novela y hasta casi el final nos ira desvelando sucesos, hechos, vivencias o percepciones.

Fíjense en un detalle en la planta del pie, que coincidirá en algunos de los personajes de la novela.

Una profundidad y fortaleza del ser que no duda en dejar que un monstruo que vive bajo el suelo de su cocina la tome para allí mismo ser vida con su compañero de una manera plena, sin ningún complejo ni miedo.

Un grito que un vecino confunde con el que realiza un ave muy hermosa al igual que su canto ” Nehnchimán”  e intenta encontrarle y cuidarle.  Le resulta un poco difícil  explicarle que es su mujer cuando tiene un orgasmo pleno.

Un vietnamita conocedor de las huellas que deja una persona;  un rastro en la tierra, en el agua, por cualquier lugar por donde camine. Por su forma y color puede saber como es esa persona y  si la muerte espera o no.

Una sociedad corrupta, un lugar cualquiera de occidente, relaciones, sucesos curiosos o extraños al menos.

Un cotidiano devenir a veces, calmo y otros inquieto, para llegar en algunos momentos a rozar el más extremo poder del miedo.

Una especie de secta, personas que predican milagros que no son ciertos, aunque a veces es la mente la que juega el papel principal en una curación…

Desvelos de Ignacio que no llega a saber si en determinadas ocasiones son sueños. Presiones por acontecimientos pasados que la mente utiliza para ponernos en las más disparatadas pero preocupantes situaciones impregnadas de terror.

Coincidencias, puertas que se abren o se cierran para dejar entrar a…

¿Si tu pudieras elegir, a que persona que haya formado parte de tu vida, de una manera importante, del reíno de los muertos te traerías de nuevo a la vida?

Un grupo de Barefoot al que Ignacio da forma y vida, muchachos, parejas y él.  Les enseña la esencia y los beneficios de este caminar, correr, ascender montañas, con los pies desnudos.

¿Que podría ser tan importante para Ignacio para prometerse no volver a calzar los pies?

La hermosa ave presente en muchos momentos de la novela junto a otro animal al que Ignacio no venera precisamente.

Y un final que no voy a desvelar y que no os podréis imaginar mientras avanzáis en la lectura.

Os gustará pues poco a poco iréis encontrando detalles a los que deberías prestar atención, ya que más adelante los entenderás.

En las primeras páginas hay un detalle muy curioso, fijaros bien.

Podéis comprarla en Amazon Pies desnudos

Sus redes sociales  https://gochoversolaripoeta.blog

https://gocho123blog.wordpress.com

gocho123@gmail.com

@Marijose

Los pies desnudos de Gocho Versolari – Próxima publicación – Editorial Fleming.

 

 Ingeniero, viudo, de cuarenta años, Ignacio Solórzano vive de las  rentas que le dejan algunas  propiedades heredadas. Admirador de Abebe Bikila, quien en 1960 ganara descalzo la maratón de Roma, hace de su andar sin zapatos algo parecido a un culto, a un estilo de vida. Sus amigos, profesionales prósperos, si bien lo aconsejan que se dedique a su profesión, lo admiran. Uno de ellos   confiesa que, si bien Ignacio no ha desarrollado una carrera, se da el lujo de hacer   lo que realmente le gusta, ventaja que no tiene ningún miembro del grupo de amigos.
 El conflicto surge cuando una profetisa que practica la pedimancia, augura la fecha de su muerte. La propia adivina es quien representa la parca, pero en el momento de llevarlo, confiesa que no puede hacerlo porque está descalzo. A partir de allí establece un dictamen: si alguna vez Ignacio cubre sus pies, si los calza, aunque fuera unos segundos, morirá sin remedio a los pocos pasos.
 A partir de allí el protagonista debe realizar todas las actividades cotidianas con los pies desnudos; afrontar los calores del verano y la nieve del invierno. La adivina, representante de la muerte, suele vigilarlo desde la esquina de la casa.
 ¿Logrará Ignacio mantenerse descalzo y evitar su fin? Cuando pasa el tiempo, el protagonista descubre que los pies desnudos  descubren para él  otras dimensiones del mundo que lo rodea,  .
Los pies desnudos de Gocho Versolari, es una narración en la que se despliega el mundo a partir de una descalcez  permanente y forzada. El amor, la vida cotidiana, las relaciones sociales: todo se presenta bajo los matices de una circunstancia aparentemente sencilla: el uso o la carencia del calzado.
 Como occidentales no solemos prestarle atención, pero en oriente los pies representan en el cuerpo uno de los tres mundos en los que se divide la realidad. Son lo que dan el sentido del espacio y nos conectan con lo profundo de la tierra. Mencionaré dos novelas clásicas de Tanizaki: “Los pies de Fumiko” y “Historia de un viejo loco”. Ambas basadas en los pies femeninos.  También hay protagonismo del pie en varias obras del teatro Noh.
 
Cinco líneas sobre el autor.
 Gocho Versolari es el heterónimo de Ricardo Iribarren, escritor y poeta de origen argentino. Sus publicaciones son: “La vida está aquí” (1992), libro colectivo con Dick Edgar Ibarra Grasso y Javier Maskin. “El ángel y las cucarachas – apuntes para una biografía imaginaria de Perón y Evita” – 2005 Venezuela y el poemario “Instrucciones para detectar un monstruo”, 2018 – Editorial Fleming. Tiene abundante narrativa, poesía y ensayo en sus sitios de Internet.

 

PRÓXIMAMENTE EN EDITORIAL FLEMING. 

Los pies desnudos.jpg

 

GOCHO VERSOLARI

Instrucciones para detectar un monstruo.- Poemario de Gocho Versolari.-

 

El dieciocho de septiembre ya se realizó de manos de mi querida Rosario Salazar en su programa “De poesía morena y Algo más... ”  un avance del libro que estaba por ver la luz de Gocho Versolari.

Desde hace unos días podemos adquirir en ambos formatos, papel y e-book el libro que la Editorial Fleming ha publicado de Gocho Versolari, en el enlace que aquí mismo les dejó.

 Amazon

La portada del libro ya nos hace una llamada a la atención.  Su titulo “Instrucciones para detectar un monstruo”. Los que estamos acostumbrados a leer a Gocho e incluso escuchar sus vídeo-poemas, no nos sorprende tanto que este sea el título de su poemario.

Entretejidos con sus poemas, que también le acompañó en el programa de radio, cuyo enlace, les dejaré también; se encontraba Luisa Otero Prada, una gran pintora, cuyas ilustraciones, les dejo una de ellas,  acompañan el libro de Gocho.

Enlace radio.  Gocho con Rosario Salazar en la radio

¿Quien es Gocho Versolari?

 

 

Un poeta argentino nacido en Mar de la Plata y que es residente en Estados Unidos.

La mayoría de su obra esta recopilada en su blog y dispersa por las redes e incluso en algunas revistas que quisieron mostrar sus letras.

Su poesía hunde sus raíces en la Mítica, esa dimensión que funde hombres, pueblos y mundo en una profunda unidad, en el interior del ser humano, que tal vez, tenga algo que ver, con ese “Soy un hombre que camina descalzo”.

Yo tuve la suerte de leer un poemario que se titulaba “Veo volar un pajaro” se componía de tres partes y una de ellas es la que se va a publicar en breve en la Colección “Pindaro”.- Poesía.- Editorial Fleming.

“Instrucciones para detectar el monstruo” se compone de 18 poemas nos hablan de como localizar, detectar el monstruo.

 

Yo os voy a hablar de mi visión como lectora, estoy segura, cada lector entenderá, percibirá algo totalmente distinto y que al escritor Gocho, le gustaría que así  fuera y poder comentar al respecto… Es más un ensayo sobre la lecturas realizadas por mi  que una reseña.

El “Monstruo” en la mitología se refería a cualquier ser que presentara características negativas, no necesariamente físicas, sino, mental o moralmente. No necesariamente, era ofensivo este calificativo, pues también se utilizaba de esta manera a personas que destacaban en alguna disciplina.

Los monstruos pertenecían al linaje de los dioses, siendo los más monstruosos los que se enfrentaron a los más poderosos, aunque en las diferentes mitologías se pueden afrontar de distinta manera estas característica.

En otras como las celtas o escandinavas estos seres poseían muchos saberes relacionados con la magia y la naturaleza con lo que podían convertirse incluso en animales del bosque.

En la religión árabe se habla en femenino y se refiere a mujeres serpientes, fuerzas muy por encima de las humanas que normalmente ayudaban a los héroes o causaban desventuras a los humanos.

Yo entiendo en tus letras, que son características que otorgas a los humanos que en su acontecer diario se encuentran, tal vez con estos monstruos que no sabemos reconocer, pero que posiblemente seamos nosotros mismos, cuando el ser no se reconoce, cuando una situación nos supera, cuando durante tanto tiempo hemos callado el dolor y de repente, ahí esta.

Aunque yo también digo que el” Monstruo” es la belleza en si.

Cuando  hablas de “Crueldades y ternuras de los extraños atractores”,  la palabra atractor me llamo la atención o más bien me hizo recordar un artículo que leí hace unos años y que fui a buscar por su similitud, se titula “Efecto mariposa y atractores” y esta escrito en un blog de ciencias, por supuesto estudios de Edwar Lorentz.

Se da allí una definición general de atractor: Comportamiento al que tiende un sistema después de un tiempo de evolución, independientemente de las condiciones iniciales del mismo, o sea el comportamiento que siempre se acaba teniendo pues el sistema atrae al hombre a la rutina.

Y tu lo enfatizas como “extraños atractores”

Lorentz habla de Extraños atractores, como cualidades, no como variaciones que ocurren en el efecto mariposa.
¿Qué nos quieres mostrar en estas tus letras? Acaso que existen personas que pueden tener comportamientos distintos que discrepen de los que la sociedad les ha impuesto. Terminando mimetizando con el entorno.

Gocho,  unes “crueldades y ternuras, monstruos y atractores” y yo digo, tal vez, tiene algo que ver con el hecho de que “supuestamente los atractores extraños traen un poco de orden al caos y que todas las tormentas se producen de la misma manera indiferentemente del atractor que las indujo, mientras que el aleteo de la mariposa puede llevarnos directamente al caos en algún momento”

Siempre hay una hermosa mariposa que en algún lugar del mundo tiende a provocar el caos, siendo imposible dirimir que futuro es el que acontecerá.

La evolución del estado anímico o vital de una persona, tal vez un comportamiento complejo difícil de entender, porque son locas e impredecibles y que es una hermosa trayectoria, los estudiosos intentaron estudiar estos extraños extractores, por ser algo hermoso que siempre podríamos observar, independientemente de su transcurrir y al leer tu poemario entiendo que trasladas todo ello de una hermosa manera a tus versos.

Y discrepas en que esa belleza eterna puede causar el caos en una sociedad, en una persona, en un escenario cualquiera que observemos al revolucionar todo lo que antes se había visto, conocido. Por pequeños que seamos siempre para bien o para mal podemos tener influencia en el mundo en que cohabitamos.

“Azules” metáforas que utilizamos al comparar con la inmensidad del mar, la grandiosidad del universo o…

Y encuentro formas tan cercanos a las elegías que como muchos conocemos son dentro de la poesía lírica, la atracción por un misterio o el lamento por algo perdido, debido a alguna causa, persona o… (amigos, familia, amantes, posesiones) e incluso el malestar por un momento que se esta viviendo en la actualidad.

Entiendo que nos transmites algo que esta imprimado en un contexto generalizado a toda la humanidad o una parte de ella, a algo lejano en la distancia, pero próximo en el sentido de aprecio o amor.

Gocho he intentado desgranar con cuidado y mimo tu poemario y saque esta conclusión de algunos de los poemas.

Al leer tus poemas lo entiendo como algo transcendental, como una tormenta que se vive en un momento determinado, un laberinto en el que el azufre del infierno te guía hacia los más negros y profundos, desde donde solo uno mismo puede salir, regresar a la vida, dejando allí el dolor, el vacío, el pesar en el que reniegas de todo lo que tienes y abandonas, pues la ceguera no te deja caminar nada más que por el lodozal y todo es confusión y refugio en el que nada ni nadie más pueda volver a dañarte.

Los humanos tendemos a hacer una montaña de un granito de arena y cuando se calma y la arena reposa encontramos el camino o la solución o simplemente vemos que no era de tal dimensión.

Me encantaría tener ese bis a bis que comenzamos como un vídeo de promoción, discúlpame por no haber esperado a que estuviera preparado. 

Merecían tus letras estar ya aquí, en el Poder de las Letras. Gracias por confiar en mi y permitirme la lectura del poemario completo.

Gocho enhorabuena por la publicación de este poemario que he releído ya varías veces.

 

Marijose Luque Fernández.

A %d blogueros les gusta esto: