Y si de lo único que tengo ganas es de salir corriendo

y decir te quiero y gritarle al tiempo, al cielo, a tu cuello,

que todo lo que siento es que necesito tus besos,

tu sonrisa, tu aliento, susurrando en mi espalda, jadeando y queriendo.

¿Por qué no hacerlo?
Y si lo bonito de la vida es decirlo, gritarlo, sentirlo

¿Por qué esconderlo?
Y si en este momento te sientes igual. Y te preguntas el porqué y te dices no lo entiendo, estás como yo.
Manteniendo un amor muy puro, muy sincero, muy nuestro, pero para otros muy sucio.

By Miriam Giménez Porcel.