POESÍA

Suave vaivén de mi alma

SUAVE VAIVÉN DE MI ALMA

Déjame permanecer así,
aletargada y silente,
suspendida en el susurro
hechicero y transparente
de una caracola de mar.
No despiertes si es que ves
a mi corazón ausente,
sumido en algún letargo
sosegado y resiliente,
sin pretextos para amar.
Déjame permanecer así,
en esta espera paciente,
no despiertes la memoria
que, adormecida, se mece
con el suave vaivén de mi alma.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: