Sin espera

Sin espera

 

Quiero tu palabra

en la erguida dulzura de mi sensualidad;

sólo tus labios

podrán dejar su verbo

en mi inquieto amanecer.

Dibuja una estela

en la fragua de esta noche

y bajo la inmortalidad del espacio

inventa mil senderos

para recorrerlos lentamente…

Suspende, sólo una mirada, en la luna,

conviértela en potente resplandor

que con su intensidad

venza la fragilidad

del tiempo y la realidad…

Rompe mi yugo,

álzame en tus brazos

y mantenme sólo para ti.

Y si se quiebra el respiro

y la infinidad se apodera de lo que soy,

mantendré en la libertad de mi alma

la inmensidad del universo

que me regalan los espejos de la tuya;

en esa eternidad,

sólo seremos tú y yo.




Allí yo seré el verbo

que cobijará tus pesares,

he de amamantar la vida

que florezca de esta gran verdad…

Y entonces,

mientras noches y días se suceden,

amémonos sin espera.

Viviana Lizana Urbina

2 comentarios en “Sin espera”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: