Sigue estando tan vigente como entonces Sor Juana

Toda una inspiración para el sexismo reinante esta mujer que fue cortesana convertida al celibato tardío, nos da una lección de orgullo inimaginable en su condición de religiosa.

Mucho de acuerdo estamos Sor Juana,
cierto es que los hombres andan un poco indecisos en este menester,
buscan como presumen,
mujer que ha de ser puta en la cama,
dama en la casa,
buena cocinera,
educadora ejemplar,
y por añadidura en nuestros días,
que cumpla con su cometido en la empresa
ganando un buen jornal,
para poder aspirar a mejor casa y mejor coche.

Sin embargo se entretienen con las más putas del reino,
perdiendo el tiempo que bien pudieran dedicar a sus esposas.
Y confunden en el trato, tratándolas de señoras,
mientras en casa menosprecian a quienes les dedicaron su vida,
les dieron hijos y les educaron,
además de ser doncellas , amas de llaves, nodrizas y fregonas.

No les gustan las mujeres inteligentes porque son toros difíciles de lidiar.
Discúlpenme por el símil o posible ofensa a los detractores de la tauromaquia, sea.

Y sin embargo a las inlidiables rinden culto de deidad.
En fin que no hay por donde cogerlos a estos maestros de la cara dura que son,
solamente algunos, que conste, y no se lo tomen ustedes a mal
que Doña Sor Juana Inés jamás habría podido imaginar
que con esta redondilla el feminismo había de abanderar.

Gracias por escribirnos semejante reflexión,
que de rodillas en capilla,
todas queremos ser sor,
aunque cada una con su propio “dios”.

Carla @carlaestasola

 

Ella
Carla Duque es el pseudónimo de una mujer que no creía en sí misma. Aprendió a integrar en su vida cotidiana todos los grandes adelantos de la tecnología desde hace tanto que no alcanza a recordar, lidiando con todo tipo de engendros con teclados. Sobrevivió al cambio de siglo adaptándose a su entorno, no sin esfuerzo. Fue acusada en juicio sumarísimo de huir de la realidad con este personaje, no sabían sus jueces que nada había más lejos de su realidad que la vida real.

Yo
Soy en la medida en que me dejo llevar por las teclas, procuro con toda la torpeza comprensible en una advenediza, enlazar sílabas, componer palabras que se asocien entre sí expresando todo aquello que mí día a día no me permite expresar.

Desde niña me desahogué ante un folio y traté de asesinar mis recuerdos, más todo acababa siempre en una papelera, una hoguera, o en un cubo de basura, siempre hecho añicos.

Llego al mundo bloguero y monto mi primer blog en el año 2008. Luego, mi inconstancia me llevó al olvido. Volvía en el 2011 con otro, y otro blog… Pero no fue hasta el 2013 cuando surgió “La Mala Rosa”, le siguió “Subversión Labial”. No fue hasta mi colaboración para “El Poder de las Letras” desde hace dos años al que debo mi recién estrenado metodismo. He conseguido a regañadientes sentarme con periodicidad a escribir para mi cita de los viernes con los lectores.

Y hasta aquí puedo escribir, el futuro es incierto, sigo sin creer en mí misma, pero no cejo en el empeño de conseguirlo algún día.

12 comentarios en “Sigue estando tan vigente como entonces Sor Juana”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: