ARTÍCULOS

Si hay alguna salida

Reconozco que me escondo.

Reconozco que me resulta más atractivo el mundo que dibujan mis dedos. No importa lo triste, lo pesimista, o lo malo, que también se han dado casos, no pocos casos, que sea uno de mis textos, al azar, suele gustarme mucho más que las retahílas que el mundo me regala. Vamos, que todo se me junta. Entre las dopaminas, oxitocinas y sustancias

varias, el pequeño universo, acogedor, que dibujo con mis palabras, la idea arrogante de poder transmitir algo a alguien, en Tetuán, en Marte o en la China y la sensación de completa complicidad conmigo mismo y unas pocas, poquísimas, personas más, entre pitos y flautas, escribir es la única salida.

Escribir es la única salida que deseo tomar, como acabo de decir, la única salida.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: