Sentémonos, sintámonos

Sentémonos, sintámonos-¿Y si nos sentamos y lo hablamos todo?

-¿Y si nos sentimos ridículos?
-¿Y si ni sentamos cimientos, ni llegamos a ningún acuerdo?
-Tengo miedo.
Mucho, de todo. De lo nuestro.
-En el amor no hay acuerdos, ni cimientos, ni ridiculeces que den miedo.
Valioso el momento de sentarnos a sentirnos y dejar de buscarle problemas a los encuentros.
Tengo el don de hacerte feliz.
Tú, el misterio que busco para ayudarme a seguir.




Envolverte, engañarte y empaparme de ti.

¿Y si nos sentamos, nos sentimos y nos vivimos todos?

Déjame contagiarte mucho.

De las risas, de los lloros, de las ganas, de los logros.

Basta de distancias, de silencios.

¿Y si nos sentamos a contemplar el paraiso?

Ese que todos tenemos y nunca vemos.

Y está siempre,

justo enfrente.

A unos metros.

By Miriam Giménez Porcel

Sabemos lo que somos, pero no lo que podemos llegar a ser.
Busca entre mis letras. Así soy yo.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: