Se enredó el silencio

 

 

 

Se enredó el silencio entre las brumas de la noche, se quedó atrapada la madrugada entre el insomnio que perdura en las notas del tiempo, se olvidó la luna de acudir a la llamada  que auxilio reclamaba para salir del infierno.

Silenció el viento la voz de la nostalgia para acallar con el silbido los lamentos de un alma desangrada. Se precipitó la nieve sobre el cuerpo dejando la huella de su escarcha en las  sábanas del frío lecho.

Silenciosa calma envuelve la noche que declina por momentos el poder que ejerce sobre el pensamiento, expió la voz, afonía implacable reverbera en  la atmósfera que envuelve la  cueva cubriendo sus paredes de melancólicas añoranzas, durmió la luz en medio del agotado desvelo abriéndose paso a través de la tardía mañana.

Su piel se cubre con la intensidad de las horas que eternizan su paso, ¡con qué lentitud transcurren los segundos que se niegan a seguir el ritmo acelerado que el desasosiego les marca! ¡con qué ironía se mofa la luna que se vistió con lujuriosas galas y salió a la conquista de las almas enamoradas! No hay prisa, parece decir la gran Dama con sorna en su mirada, no hay prisa por abandonar el estado noctámbulo que adquiere la noche del que se reconoce dueña poderosa.

Sonríe y sonríe maliciosa sabiéndose reina. No es tiempo de que venga el sol a desbancarla y arrebatarle el trono en que en su tiempo le pertenece. No hay rival  ni adversario que el pulso que mantiene con la noche la destituya de su trono y el título le arrebate.

Se enredó el silencio en los visillos de las ventanas y al trasluz se identifican las formas fantasmagóricas que desde su pensamiento vienen a visitarle. Se abstrajo del silencio y se envolvió en la calma, divagó el pensamiento y entre rumores de noctámbulos callejeros se acomodó el desasosiego. Se acalla el silencio, se acopla la voz al grito, cede el sonido mientras con alivio  entreteje el último sueño en la mañana.

 

@Marina Collado

2 comentarios en “Se enredó el silencio”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: