Se acabó la poesía

Se acabó la poesía

Se acabó la poesía

 

SE ACABÓ LA POESÍA

 

Se acabó la poesía,

se me murieron los versos,

goteaban sangre sus palabras,

que, destrozadas, caían

en el pozo de mis sueños.

 

Se acabó la poesía.

nunca me sentí poeta,

tan solo hilvanaba con tiento,

para plasmar en un verso

lo que siento en mí de veras.

 

Pero hoy, que el mundo nos llora,

que la gente da la espalda

al sentimiento del otro,

muere en mí la poesía,

nunca más ya me acompaña.

 

Se acabó la poesía,

la que con versos gritaba

al amor, al desamor,

a la vida, a la alegría,

de esa ya no queda nada.

 

Se acabó la poesía,

murieron todos los sonetos,

se quedaron sin estrofas,

“golpe a golpe, verso a verso”

porque el planeta está muerto.

 

Mueren niños inocentes,

la violencia ya ha ganado.

Muere también el planeta,

la humanidad, desolada,

en manos de desalmados.

 

Se acabó la poesía,

la que yo guardaba dentro,

la que en mi alma pugnaba

por salir para encontrarte.

Ya no sale, hoy ha muerto.

 

Y es duro perder la vida,

aunque sigas caminando,

muerto en vida, vidas tristes,

ya no saldrán más los versos

que me iban desahogando.

 

Se acabó la poesía,

solo queda la esperanza.

 

Se murió, mi poesía.

8 comentarios en “Se acabó la poesía

  1. Tu poesía sigue viva a pesar de la desolación en que vive el planeta. Hermosas letras querida Ana. Besazos todos guapísima!!!

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: