EL PODER DE LAS LETRAS

SATISFACCIÓN

 

¿Eres feliz? Me preguntó, respondiendo con lágrimas en los ojos, le dije…
Mi estado es de gratitud, de amabilidad sensitiva hacia mi sino.
Tengo y debo agradecer sin medida al tiempo que ha sabido dar la vuelta y concederme todo aquello que un día faltó en nuestras vidas.
Aprender de situaciones es la mayor enseñanza, es la necesidad ahora convertida en la humildad agradecida.
Un punto de encuentro para la conciencia y el poder de entender que, gracias, es la palabra perfecta para la felicidad.

Adelina GN

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: