#RinconesdeMadrid , #RinconesdeMiBarrio

Entre las calles de mi barrio,

pasear  es  un viaje al pasado.

 

Las aceras son estrechas

para que caminaramos más apretados,

Los balcones son jardines elevados.

 

La luz juega al escondite entre sus esquinas,

cuesta  arriba y cuesta abajo te dejas el aliento,

a veces casi entre jadeos, subes sin resuello,

y tienes que parar, respirar hondo…

 

Veo en cada fachada una escena,

escucho las sonrisas que nos regalábamos.

 

Portales y jardines, bancos y bares,

lugares que ya no puedo mirar.

 

Cierro los ojos y aprieto el paso.

Reparo  en ese coche parado,

mi mente vuela al recuerdo

sin poder evitarlo,

sin querer,

queriendo,

odiando querer…

Y recuerdo que no volverán aquellos momentos.

Que ya encalaron las paredes

borrando viejos recuerdos.

 

Que las ventanas se cerraron,

y las puertas,

dejando dentro la vida…

 

No nos respiraremos,

No nos beberemos,

Ni florecerán pieles en invierno.

 

Los edificios que nos precedieron,

seguirán su recorrido histórico

a través del tiempo.

 

El bullicio de las calles arrecia con el sol,

Y las cortinas se abrirán,

iluminando los cuerpos.

 

El reloj correrá veloz,

no, ya no se parará el tiempo.

 

Vuela en libertad,

ten otros sueños,

olvídame,

que el pasado es ya un verso muerto.

 

Carla

@carlanoestasola

05/05/2016 a las 12:30

Ella
Carla Duque es el pseudónimo de una mujer que no creía en sí misma. Aprendió a integrar en su vida cotidiana todos los grandes adelantos de la tecnología desde hace tanto que no alcanza a recordar, lidiando con todo tipo de engendros con teclados. Sobrevivió al cambio de siglo adaptándose a su entorno, no sin esfuerzo. Fue acusada en juicio sumarísimo de huir de la realidad con este personaje, no sabían sus jueces que nada había más lejos de su realidad que la vida real.

Yo
Soy en la medida en que me dejo llevar por las teclas, procuro con toda la torpeza comprensible en una advenediza, enlazar sílabas, componer palabras que se asocien entre sí expresando todo aquello que mí día a día no me permite expresar.

Desde niña me desahogué ante un folio y traté de asesinar mis recuerdos, más todo acababa siempre en una papelera, una hoguera, o en un cubo de basura, siempre hecho añicos.

Llego al mundo bloguero y monto mi primer blog en el año 2008. Luego, mi inconstancia me llevó al olvido. Volvía en el 2011 con otro, y otro blog… Pero no fue hasta el 2013 cuando surgió “La Mala Rosa”, le siguió “Subversión Labial”. No fue hasta mi colaboración para “El Poder de las Letras” desde hace dos años al que debo mi recién estrenado metodismo. He conseguido a regañadientes sentarme con periodicidad a escribir para mi cita de los viernes con los lectores.

Y hasta aquí puedo escribir, el futuro es incierto, sigo sin creer en mí misma, pero no cejo en el empeño de conseguirlo algún día.

2 comentarios en “#RinconesdeMadrid , #RinconesdeMiBarrio

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: