Renacimiento

 

Hoy escribo en el renacer de mis silencios, en el suspiro que va desde el final de último segundo de mi vieja vida , hasta el principio de la  siguiente y verdadera. Espero el no martirio de vuestras conciencias con mis desdibujadas letras.

Gracias por esperar. Por estar. Por ser.

Gustavo

 

 

Afanado en mis ausencias y el disfrute de la vida, la pasión que me desgobierna, las argucias por estar en la cima, no retienen la constancia de reinventarme cada día. Un telón negro al fondo se dibujaba en un espejo vacío donde no habitaba rostro alguno, pero sí todo mi hastío. Sólo quedaba la frenada en la carretera, dos marcas de goma quemada grabadas en los surcos de las arrugas en mis sienes despobladas de neuronas activas. Dispuestas ellas a vivir su propia agonía.

En el espejo, al levantarme vi a un niño correr, jugaba y se divertía, cosas que yo ya no hacía. La debilidad de mi mente truncó el camino marcado, es hora de parar, pensar y ver todo lo que ha pasado, es lo que tiene vivir en los tejados, un día resbalas y te caes por el precipicio directo al infierno. Esos momentos eternos son como un suspiro, en los que por tus ojos pasa toda una vida, toda tu vida. Eso da que pensar en lo que eras y en lo que te has convertido, un puto autómata programado, un pobre joven envejecido.

Sé que he vivido demasiado tiempo al aire, intentando buscar siempre una salida, dando tumbos por oscuros parajes intentando encauzar el rumbo de mi vida.

Recuerdo que vivía volando, siempre en las nubes, hasta que un día bajé y me enterré en el barro, me hundí hasta los tobillos náufrago de viejas heridas. En ese instante en que las arenas movedizas no tienen prisa y disfrutan tragándote segundo a segundo, me fui, no sé bien hacia dónde.

La duda me corrompía, el espejo no engañaba a nadie. No era yo lo que proyectaba ese cristal ahumado, no era mi reflejo, al menos no el que yo recordaba. Todo aquello que soñé se empezaba a desvanecer, igual que el humo en el aire.

Esperando me encuentro, como un trapo usado en cualquier esquina, a que vuelva la lucidez, tarde o temprano. Aunque sea de vez en cuando.

Siempre juega la tristeza con la luz de unos ojos caídos, como un blando residuo que se aleja por el sumidero. Así se cuenta la historia de todas las causas perdidas, las que sufren cabizbajas los silencios adormecidos, ahí donde  esperan los cuervos, que en la calle te devoran con sus negros picos, ansiosos de carne humana, de carne hundida.

 

Pero todo esto hoy acabó, el cómo y el por qué no soy yo quien te lo ha de decir, porque ni te importa ni viene a cuento, pero lo cierto es que…

Hoy he vuelto a renacer, mientras escribo estas líneas, algo que jamás pensé, fluye mi pluma veloz por abrazarse al papel blanco inmaculado. Toda la vida pasó como un sueño y despierto y sereno me encuentro hoy, con mi verdadero yo a este lado del viento. Calipso quedó atrás en su perdida Ítaca y Caronte me devolvió a la Calíope que tanto ansiaba.

Un día estaba muerto, triste y ojeroso. Al otro desperté y grité muy alto:

 

Coge Caronte tu barca de nuevo y devuélveme a la otra orilla, mis pecados fueron ya expiados, el infierno se ha equivocado y el cielo nunca me ha buscado. Calipso ya me abandona, sus sirenas ya no me adoran y ya no cantan en mi mente, ya no sufro su tortura. Busco paz y vida en el mundo donde habitan mis pies. Mi mundo por siempre hasta que vuelvas otra vez, la definitiva a por mí.

 

Y heme aquí otra vez, en esta orilla del mar…

8 comentarios en “Renacimiento

  1. Dejad caballero que la vida os vuelva a deparar lo justo, a vuesa merced, Que todo haya sido enterrado, todo el tormento, y la dejadez, Que los días sumen alegrías y no penas.

    Muy buena reflexión Gustavo, Te felicito.

    Soy María Gladys Estèvez. pues como anònimo entré.

    Mucha salud y suerte!!

  2. En cuanto leí el comienzo lo supe mi señora, nunca da puntada sin hilo mi dama.
    Es cierto lo que pone en cada letra, es mi cabeza la que rula así.
    besos.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: