He intentado encontrar mil y un lugares

donde nunca hubiera extraños,

más que un lugar,

una morada:

Allí donde la calma transmita esa sensación de libertad

que cualquier ser necesita,

donde la razón, nunca pueda ser rezagada.

 

 

Gustavo García Pradillo

Imagen del propio autor