EL PODER DE LAS LETRAS

Redención

Y que me maten
Si al ver esa estrella,
La punta que más brilla,
La que ilumina el alma,
Me dice al oído «no te quiero»
Y pienso en mi silencio
Que te pasa?
He sido un fantasma.

Y que al nacer sobre el poniente
Me sacara de aquí la hydra,
A empujones,
Con todo por decir,
Contando con los dedos
Las cuentas del rosario
Si me da por no morir.

Y no me importaría
Ser la desvergüenza
Cómo ese Judas
Que treinta veces perjuró
Su corazón…por sentirse perdido.

Y gritando al oído
Satanás el mismo infierno apagó,
Con las lágrimas
De sus ojos sitiados
Esperando al eclipse
Por su redención.

Un Comentario

  • Anónimo

    Siempre realzas tus pemas con pinceladas certeras. Quizás hayas desactivado algunas palabras porque no te haya gustado lo que creías hermoso, has construido una muralla. Más, será mejor así, saber que la senectud no siempre es bella.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: