POEMAS

Recuerdos

Encontré aquella vieja foto.

La vi por casualidad,

llegaron a mi mente recuerdos del ayer,

de aquellos días en que juntos paseábamos

por la playa cogidos de la mano,

de los planes que hicimos,

que se esfumaron,

como volutas de humo arrastradas por el viento.

¿Qué nos paso?

¿Qué sucedió con nuestro amor?

¿Se nos murió de tanto usarlo?

No, no lo creó,

si apenas éramos dos adolescentes empezando a jugar

a ese juego tan difícil de practicar,

el juego del amor,

al que todos quieren jugar,

pero nadie se lee las bases

¿Las hay?

Aún no lo se y llevo toda una vida enganchado.

Alguien dijo que es un juego al que se aprende jugando,

que hay que errar mucho para aprender a jugar.

Y veo a octogenarios que se quieren separar,

después de sesenta años jugando sin parar.

¿Qué pasa, que no han aprendido aún a jugar?

Si es así, que se pare el tren, que me quiero bajar.

Vuelvo a mirar la foto y sigo con mis recuerdos,

cuando paseábamos agarrados de la mano por la playa,

los planes que hacíamos pensando en el futuro,

y se volaron como aves espantadas por los truenos de una tormenta.

¿Será la misma que nos cogió a nosotros?

La que arrastro nuestro amor como el lodo por la ladera tras el aguacero,

el mismo que provoco las lágrimas de tus ojos.

Nos dijimos adiós o tal vez no dio tiempo a la despedida.

Ahora lo recuerdo como si fuese ayer,

el amor nos abandono y con él nuestro querer.

Jamás te he vuelto a ver.

Hasta que entre mis libros esta foto se ha caído,

para hacerme recordar.

Que ayer te quise y hoy ya te perdone.

 

©Antonio Caro Escobar

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: