No encuentro un soplo de aire

cuando te tengo tan cerca,

que me haga respirar sin jadeos.

Noto en mi interior un calor

que poco a poco me quema

y me lleva directo al infierno,

que si es así, ¿quién sueña con el cielo?

 

Gustavo García Pradillo