Quédate

Salta la barandilla

y atraviesa,

rajando,

el mar de cristal.

Cruza las montañas

y trepa,

navegando,

los edificios de hormigas.

Haz como quieras

pero

amor mío…,

quédate.

M. L. F.

 

 

8 comentarios en “Quédate

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: