Que si lloras, sea sin rabia y de felicidad.

Que si ríes, se escuche tu carcajada y sin final.

Que si vives, sea por ti y un poco por los demás.

Que las lágrimas salen, ruedan y se estrellan.

Que la risa, llena, alegra y se recuerda.

Que la vida, si no la vives, se evapora, y no se recupera.

Llora. Ríe. Vive. Ama. Sueña.

By Miriam Giménez Porcel.