prisionero
Vivo en un castillo delicioso
donde los sueños son entrantes
los abrazos dulces y esponjosos
y el amor sabor a chocolate
donde los álamos lloran cautivos
y mil libros en un estante.
Vivo en un castillo prisionero
donde el viento nunca llega
con estas recias cadenas muero
si su amor a mi me niega
¡Ay ruiseñor! dile que la quiero
que con las ilusiones no se juega.
Vivo en un castillo atrapado
donde las rosas crecen tiernas
si soy feliz? nadie me ha preguntado
con falsas esperanzas me adornas
por fin del castillo he escapado
de quién ahora, tú te enamoras.