Y como tú ninguna

Y como tú ninguna

Y como tú ninguna
Cuando nos cruzamos en la calle
y siento tu perfume que me abraza
cuando te sigo con la mirada, embobado
alejándome, lentamente me invade la pena,
cuando me miras, mis ojos enrojecen
y mi corazón salta de alegría.
Como tú ninguna!
Cuando te pierdo en la distancia
y siento tu caricia en mi espalda
escondido, lleno de ternura
sigo aquí cada día esperando
porque como tú ninguna.
Cuando llego a casa solo,
sin ti, sueño que estás a mi lado
cuando despierto y sigo soñandote
ojalá estuvieras en mi burbuja
porque como tú ninguna.

 

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: